Desde el año 2003 han sido asesinadas 1.019 mujeres. / europa press
Publicidad

El número de mujeres que han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de 2019 se eleva a 44 tras confirmase dos nuevos crímenes por parte de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. En la última semana, la violencia de género ha dejado seis mujeres asesinadas y cinco huérfanos de madre. Desde el año 2003, momento en el que comenzaron a contabilizarse de manera oficial, las mujeres víctimas mortales por violencia de género ascienden a 1.019. Las mujeres víctimas mortales en lo que va de año son ya 44, frente a las 37 que fueron asesinadas en el mismo periodo del año pasado. En todo 2018 mataron por este tipo de violencia a 48 mujeres.

Uno de los asesinatos machistas confirmados este lunes corresponde al de una mujer de 44 años que el pasado 18 de junio murió en Viladecans (Barcelona). Finalmente, la pareja sentimental, un hombre de 49 años, fue detenido este domingo por presuntamente dejarla morir tras sufrir ella una bajada de azúcar. Además, al parecer él tenía en su teléfono móvil varios vídeos donde a ella se la veía “sufriendo”.

La otra víctima que se ha sumado al registro oficial de asesinadas es una mujer de 59 años que presuntamente murió en Mallorca tras ser agredida por su pareja, que le provocó cinco heridas con un arma blanca.

Con estas dos confirmaciones, en los últimos siete días un total de cuatro mujeres han sido incorporadas a la estadística oficial de víctimas mortales por Violencia de Género. Además, otras dos mujeres —madre y hermana de una de las víctimas— también fueron asesinadas por el maltratador en el mismo escenario del crimen en Valga (Pontevedra), si bien estas no fueron incluidas en dicho recuento al ser víctimas ‘colaterales’ y no directas.

Asimismo, en los últimos siete días, cinco menores de edad se han quedado huérfanos de madre por este tipo de violencia. En lo que va de 2019, son 33 los menores de edad que se han quedado sin madre por esta causa.

De las 44 asesinadas, solamente nueve habían denunciado su situación de maltrato (el 20,5%), aunque, finalmente, dos de ellas decidieron no continuar con el proceso. En cuatro de los casos en los que sí existía denuncia se adoptaron medidas de protección, y en tres, estas medidas estaban vigentes en el momento del crimen.

El agresor

La mayoría de las víctimas mortales (40,9%) tenía entre 41 y 50 años, franja de edad que también predomina entre los agresores (47,7%). El 61,4% de las mujeres asesinadas eran españolas y en el 68,2% de los casos convivían con su presunto agresor. Respecto a los 44 presuntos agresores, la mayoría (el 61,4%) eran españoles y el 47,7% tenían de 41 a 50 años. Tras cometer el crimen, 12 se suicidaron y tres lo intentaron sin éxito.

Por comunidades autónomas, cinco concentran la mayoría de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas que se han cometido en lo que va de 2019, según los datos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género recogidos por los medios. En concreto, se trata de: Andalucía (9 casos), Canarias (6), Comunidad Valenciana (6), Comunidad de Madrid (6) y Cataluña (6). Los restantes se produjeron en Castilla y León (3), Cantabria (2), Galicia (3), Aragón (1), la Región de Murcia (1) y Baleares (1).