La perforadora termina de perfilar el pozo vertical para rescatar a Julen

Los trabajos de rescate están ahora destinados a entubar de nuevo la galería ejecutada

43
Finalizan las obras de ensanche del túnel vertical paralelo al pozo donde cayó el niño Julen.
Finalizan las obras de ensanche del túnel vertical paralelo al pozo donde cayó el niño Julen. / efe
Publicidad

La perforadora que trabaja en el pozo vertical paralelo al de Julen, el niño de dos años que cayó hace diez días en un pozo de más de 100 metros de profundidad en Totalán (Málaga), terminó de reperfilar la galería ejecutada, comenzándose de nuevo el entubado de la misma.

Así, según indicaron desde la Subdelegación del Gobierno, sobre las 06.00 horas la perforadora terminó de reperfilar el pozo vertical y, después, se acometieron trabajos de limpieza del interior de este túnel, iniciándose de nuevo el encamisado de los 60 metros.

Este martes se produjo una nueva dificultad técnica al comprobarse que los tubos no pasaban de los 42 metros de profundidad debido a una desviación mínima. Sin embargo, los técnicos tras barajar varias alternativas continuaron acometiendo los trabajos, como viene sucediendo desde hace diez días.

Otra de las dificultades en el entubado es encajar la ventana desde la que los especialistas de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, llegados desde Asturias la semana pasada, comenzarán a cavar unos cuatro metros en horizontal, a 72 de profundidad, para llegar hasta el pozo donde se encuentra el pequeño. Esto se estima que se inicie este miércoles, con una duración de unas 24 horas.

El equipo de ocho mineros bajará de dos en dos en la cápsula diseñada por el director técnico del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Julián Moreno; y fabricada por dos herreros malagueños.

anhelo

Este martes, el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis recordó las complejidades en las que se están desarrollando los trabajos de rescate de Julen, por las dificultades del terreno. También aludió a las 40.000 toneladas de material movidas, para lo que en condiciones normales se hubieran tardado meses.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, subrayó ayer que se sigue trabajando para el rescate de Julen, el niño de dos años que cayó hace diez días en un pozo de más de cien metros de profundidad en Totalán (Málaga), “con el anhelo de llegar lo más rápidamente posible”.

En una rueda de prensa en Lucena (Córdoba), el representante del Ejecutivo central en la región pidió “tener conciencia de que el pozo mide aproximadamente lo mismo que la Giralda de Sevilla”, por lo que hubo “una caída bastante importante”.

Al respecto, comentó que los trabajos continúan, después de “rebajar las rebabas que quedaron al realizar el túnel”, con el fin de que los tubos para el encamisado puedan entrar.

Todo ello, según advirtió, “se hace en una situación extrema e inédita, porque no hay un precedente en el mundo que pueda servir de referencia”, a lo que añadió “un tercer elemento” como es “la delicadeza suficiente para no dañar más al niño, más allá de los daños que se hubiera producido en la caída”, indicó.