La niña herida en O Porriño tendrá que ser operada del pómulo

El otro joven herido de bala durante la pedida de mano ya ha sido dado de alta

193

El joven herido por el ‘rebote’ de una bala en un ataque ocurrido este fin de semana en una fiesta en O Porriño (Pontevedra) recibió ya el alta, según confirmó su padre, mientras que la otra persona herida, una menor de 15 años de edad, permanece hospitalizada y tendrán que reconstruirle el pómulo.

Los dos chicos resultaron heridos en la madrugada de este domingo, cuando participaban en una fiesta de pedida de mano con varias familias de gitanos conocidos como ‘zamoranos’, en un local en Torneiros, O Porriño. En la celebración irrumpió un hombre que disparó entre 6 y 8 veces al aire, y dos de las balas impactaron en estos dos jóvenes.

En el caso del chico, explicó ayer su padre, el proyectil le entró por el omóplato y se alojó en el brazo. Este domingo, tras ser intervenido quirúrgicamente, recibió el alta y se encuentra estable, “dentro del malestar y el dolor”.

Por otra parte, una menor de 15 años de edad recibió un impacto en la cara, y la bala le entró por un pómulo y quedó alojada “muy cerca del oído”, aunque sin llegar a afectar a este órgano ni al ojo, según explicó el pastor evangelista Luis León, quien ejerció de portavoz de la familia de la niña.

El pastor explicó que la menor fue operada y ya le extrayeron el proyectil, aunque tendrá que someterse a nuevas intervenciones quirúrgicas, porque “hay mucho destrozo” y tendrán que reconstruirle el pómulo.

Sospechosos

La Guardia Civil busca a un hermano de Sinaí Giménez como presunto autor de los disparos, y tanto este cuerpo como la Policía Nacional desplegaron dispositivos de control en las carreteras del área viguesa.

Los testigos identificaron a Juan Paulo Giménez como el supuesto autor del ataque, después del cual huyó en un coche (un Seat Toledo) que le estaba esperando. La Guardia Civil identificó también a esta segunda persona implicada, la que conducía el turismo, aunque no trascendió su identidad.