La alerta sanitaria por la carne contaminada saltó el pasado 16 de agosto. / EFE
Publicidad

La empresa Comercial Martinez León, señalada por vender carne de la empresa ‘La Mechá’ contaminada de listeriosis y sin etiquetar, ha asegurado que cumple “estrictamente los protocolos de conservación y distribución que marca la normativa vigente”.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, la empresa señala que se encuentra “de vacaciones del 9 al 26 de agosto, extremo del que están perfectamente informados nuestros clientes”, aunque “estamos colaborando con consumo, habiéndoles entregado el listado de clientes a los que hemos distribuidos los productos de Magrudis y muestra del producto para su análisis”.

Además, también aclara que “es una distribuidora, no fabrica por tanto ningún producto, y distribuyó carne mechada y chicharrón de Cádiz fabricados, envasados y etiquetados por la empresa Magrudis, sin mediar en su manipulación y cumpliendo estrictamente los protocolos de conservación y distribución que marca la normativa vigente”.

Indica también que desde el pasado 16 de agosto, que recibió por WhatsApp una copia del comunicado de prensa de Consejería Salud y Familias de la Junta de Andalucía refiriéndose a la alerta sanitaria sobre el producto ‘La Mechá’, “nos pusimos en contacto con todos los clientes, los cuales quedaron informados de la situación” y que se les comunicó que debían retirar el producto según las indicaciones recibidas por parte de Sanidad.

Asimismo, señala que “comunicó a estos clientes la recogida y abono de los productos fabricados por Magrudis”, y quiere dejar constancia de la “rigurosidad con la que desde nuestra empresa se siguen todos los protocolos y normativas” que establece Sanidad en la conservación y distribución de sus productos, aclarando, que “ninguno” de los productos de Magrudis estuvo en contacto con otros que distribuye.