Las localidades de Caudete (Albacete), Orihuela (Alicante) y Ontinyent (Valencia) sufren con fuerza los efectos del temporal . / EFE
Publicidad

La gota fría que azota el sureste peninsular, con lluvias de más de 300 litros por metro cuadrado, ha provocado ya las dos primeras víctimas en la localidad albaceteña de Caudete, además del desbordamiento de un río en la Comunidad Valenciana, cientos de miles de alumnos sin clase en Murcia, Valencia y Alicante, cortes en la A-31 entre Albacete y Alicante y la interrupción del tráfico ferroviario en la zona.

Los dos fallecidos son dos hermanos, un hombre de 61 años y una mujer de 51 que viajaban en un vehículo que fue arrastrado por el agua en el camino de Fuente la Higuera, en la localidad albaceteña de Caudete, según el servicio de Emergencias 112 y la Guardia Civil, que confirmaron que fueron hallados en una zona inaccesible por las lluvias.

Además, la abundante lluvia caída en la provincia de Albacete, donde se ha activado el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteocam) en fase de alerta, causó otros ocho incidentes y obligó a cortar la autovía A-31 a la altura de Almansa.

Por otro lado, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias informó en Twitter que la circulación en la línea Albacete-Murcia se interrumpió entre las estaciones de Agramón y Cieza por condiciones meteorológicas adversas. La circulación de trenes también se vio afectada entre las estaciones de Callosa del Segura y Orihuela, pertenecientes a la línea Murcia-Alicante.

En la localidad valenciana de Ontinyent se desbordó el río Clariano después de que las lluvias dejaran cerca de 280 litros por metro cuadrado en 24 horas, por lo que la Policía Local tuvo que bloquear los accesos a la zona y los bomberos evacuaron a una treintena de vecinos.

Asimismo, el agua desbordada del Clariano, a su paso por el municipio valenciano de Aielo de Malferit, se llevó por delante un puente, de unos 4 metros de altura, del siglo XVI, que “ha desaparecido por completo”, según fuentes municipales.

En Orihuela (Alicante) los accesos por carretera estuvieron cortados después de que en las últimas horas se hubieran recogido cerca de 150 litros por metro cuadrado, por lo que desde el ayuntamiento se decretó el nivel cero del centro de coordinación municipal. En esta misma provincia, los bomberos rescataron ilesas del interior de sus coches a tres personas en Dénia, Muro de Alcoi y Crevillent, donde las fuertes precipitaciones anegaron vías.

En toda la Comunidad Valenciana, ayer se han quedado sin clase más de 338.000 alumnos por el cierre de los centros educativos, todos los de la provincia de Alicante, salvo Banyeres de Mariola, y 52 en Valencia. En Murcia, todos los centros estuvieron cerrados ayer, y lo estarán hoy.