La exconsejera de Enseñanza de la Generalitat, Clara Ponsatí, junto al expresident Carles Puigdemont.
La exconsejera de Enseñanza de la Generalitat, Clara Ponsatí, junto al expresident Carles Puigdemont. / EFE
Publicidad

La exconsejera de Enseñanza Clara Ponsatí anunció en la jornada de ayer que ha abandonado Bélgica y se ha reincorporado a la Universidad de Saint Andrews, situada en Escocia (Reino Unido).

“El exilio catalán llega al Reino Unido: disfrutando de mi libertad de movimientos como ciudadana europea, esta semana me he reincorporado a la Universidad de St. Andrews”, explicó Ponsatí en una publicación en su cuenta de la red social Twitter.

Asimismo, en declaraciones en Vilaweb, la exconsejera explicó que vuelve a esta universidad como catedrática de economía, el trabajo que tenía antes de ser nombrada en su cargo en julio. Igualmente, confirmó que ha presentado su dimisión como consejera, cargo del que estaba cesada por el 155: “De acuerdo con el presidente Puigdemont he presentado la renuncia como consellera de Enseñanza”.

Aun así, reivindicó que seguirá comprometida con la independencia de Cataluña y que ahora “habrá tres países donde habrá exiliados catalanes”, en referencia a que ella estará en el Reino Unido, varios exconsejeros y diputados en Bélgica, y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel en Suiza.

Petición de extradición

Ponsatí fue una de los miembros del Govern de la Generalitat que fueron a Bélgica después de la proclamación de la República catalana del 27 de octubre y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que la cesaba como consejera.

De otra parte, los exconsejeros Antoni Comín, Lluís Maria Puig y Meritxell Serret prevén que la justicia española reactive la orden de extradición contra ellos, así como contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y la exconsejera Clara Ponsatí.

En una entrevista conjunta de ‘El Punt Avui’ a los tres primeros, Comín dio “por seguro” que los tribunales reactivarán la petición de extradición porque, según les han explicado sus abogados, el juez tiene la obligación de perseguir a presuntos responsables de delitos en virtud del principio de legalidad.

En este sentido, el exconsejero de Salud consideró que “da vergüenza ver a un juez intentando construir artificialmente un delito” buscando una violencia que, según él, nunca se produjo.

Puig destacó que en los últimos cuatro meses no se han parado las movilizaciones independentistas y que el “pueblo de Cataluña demuestra cada día que está siguiendo al pie del cañón”.

Comín también propuso que uno de ellos forme parte del próximo Govern porque desde Bruselas pueden “mantener vivo el mandato del 1 de Octubre”. Aunque, no obstante, remarcó que para levantar el 155 hace falta la constitución del Ejecutivo catalán.

Finalmente, Serret especificó que, mientras están a la espera de un acuerdo de gobierno efectivo entre JxCat y ERC, su función en Bruselas puede ser de “acompañamiento político del relato a la hora de construir la República catalana” y su internacionalización.