El Gobierno mantiene que el objetivo del 95,8% del PIB es posible. / EFE
Publicidad

La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas se mantuvo en máximos en términos absolutos a cierre de junio, con 1,21 billones de euros, si bien su peso continuó en el 98,9% del PIB.

Según los datos publicados ayer por el Banco de España, la deuda pública aumentó en 10.470 millones en el segundo trimestre del año y marcó un nuevo récord, mientras que su peso sobre el PIB se ha ido moderando y ha marcado una senda descendente desde el máximo del 100,7% alcanzado en 2014.

El comportamiento de este indicador está condicionado por la concentración de emisiones en los primeros meses del año, mientras que en la segunda parte tiende a disminuir, razón por la que el Gobierno mantiene que se podrá recortar al objetivo que marca su programa de estabilidad para el año 2019 (95,8% del PIB).

A primera hora, el Banco de España había difundido una ratio de la deuda pública sobre el PIB del 99% para los dos primeros trimestres del año, pero tras la publicación de los datos de Contabilidad Nacional ha revisado una décima a la baja tanto la del primero como la del segundo, hasta el 98,9%.

Respecto al segundo trimestre de 2018, la deuda pública ha aumentado en 44.987 millones de euros, mientras que el ratio global sobre el PIB es superior en tres décimas.

La mayor parte de la deuda pública provino de la Administración Central, que sumó 5.710 millones en el segundo trimestre del año hasta alcanzar los 1.075.480 millones, lo que supone el 87,8% del PIB.

La deuda de las comunidades autónomas aumentó en 3.706 millones, hasta los 300.587 millones, el 24,6% del PIB, mientras que la de las administraciones locales ascendió en 262 millones, hasta 26.233 millones, el 2,1% del PIB; y la Seguridad Social sumó 5.625 y totalizó 48.693 millones de deuda, el 4% del PIB.

La suma de las deudas de las distintas administraciones es mayor a la total ya que se incluyen deudas consolidadas entre ellas.

En todas las administraciones la deuda creció frente al primer trimestre del año y marcó cifras récord salvo en las corporaciones locales.

Respecto al mismo trimestre del año anterior, la deuda pública se incrementó un 3,8%, con 44.987 millones más, con alzas del 3,9% para la Administración Central, 40.589 millones más, y del 2,4% en el caso de las comunidades, con 7.246 millones más.

Comunidades

En cuanto a la Seguridad Social, el incremento interanual fue del 39,5% con 13.805 millones más; mientras que las corporaciones locales redujeron su deuda en un 10%, con 3.138 millones menos.

Del total de autonomías, sólo Cantabria y Madrid redujeron su deuda en el segundo trimestre en relación con el anterior, en tanto que otras quince la aumentaron.

En términos absolutos, las comunidades más endeudadas son Cataluña (79.243 millones), Comunidad Valenciana (47.894 millones), Andalucía (36.356 millones) y Madrid (34.584 millones), si bien todas ellas recortaron su deuda, salvo Madrid que la aumentó.

Al medir la deuda sobre el PIB de cada región es la Comunidad Valenciana la que encabeza la lista con una deuda equivalente al 42,2% de su PIB, seguida de Castilla-La Mancha (35,3%), Cataluña (33,9%), Murcia (30,7%) y Baleares (29,4%).

De entre las principales ciudades españolas, solo Málaga (401 millones, un millón más) y Sevilla (291 millones, 22 millones más), aumentaron su deuda, en tanto que Alicante (25 millones) y Bilbao (4 millones) la mantuvieron sin cambios.
Las empresas públicas, por su parte, acumularon 35.622 millones de euros de deuda.