La operación necesita el aval de la Unión Europea y de la CNMV. / EFE
Publicidad

El grupo IAG, del que forman parte Iberia, Vueling y British Airways, ha llegado a un acuerdo con Globalia para comprarle su aerolínea Air Europa por 1.000 millones de euros, una operación que reforzará aún más su posición en los vuelos nacionales en España y que lo convertirá en líder en las conexiones entre Europa y Latinoamérica.

La transacción, que IAG financiará con deuda y abonará en efectivo, se cerrará previsiblemente en la segunda mitad de 2020, una vez que reciba las autorizaciones de los responsables de competencia de la Unión Europea y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

IAG prevé que el beneficio por acción aumente durante el primer año completo tras la operación y que la rentabilidad sobre el capital invertido crezca en el cuarto ejercicio después del cierre.

El grupo espera que la relación entre deuda neta y ebitda (beneficio bruto de explotación) pase de 1,2 veces (nivel registrado al cierre del tercer trimestre) a 1,5 veces cuando se concrete la operación.

IAG pagará 40 millones si no obtiene las autorizaciones regulatorias o si alguna de las partes decide romper el acuerdo, que no incluye los negocios de ‘handling’ ni de mantenimiento de Air Europa.

Inicialmente, Air Europa mantendrá su marca y se integrará como centro de ingresos autónomo en la estructura de Iberia, bajo la dirección del consejero delegado, Luis Gallego.

Según IAG, con esta operación, su ‘hub’ (centro de operaciones) de Madrid se convertirá “en un verdadero rival” para los cuatro más grandes de Europa: Amsterdam, Fráncfort, Londres Heathrow y París Charles De Gaulle.

“La adquisición de Air Europa supone añadir a IAG una nueva aerolínea competitiva y rentable, haciendo de Madrid un ‘hub’ europeo líder y permitiendo que IAG logre el liderazgo del Atlántico Sur, generando así un valor financiero adicional para nuestros accionistas”, destacó el consejero delegado del grupo, Willie Walsh.

“Estamos convencidos de que será un éxito que Air Europa se incorpore a un grupo como IAG, que ha demostrado durante todos estos años su apuesta por el desarrollo de las aerolíneas que los conforman y por el ‘hub’ de Madrid”, explicó el consejero delegado de Globalia, Javier Hidalgo.

Para Luis Gallego, la operación es de gran importancia estratégica para el ‘hub’ de Madrid que, durante los últimos años, “se había quedado por detrás de otros ‘hubs’ europeos”. Además, con la compra de Air Europa, IAG pasará a liderar las conexiones entre Europa y Latinoamérica.

La cuota de mercado en esas rutas pasará del 19% al 26%, con lo que IAG dejará atrás a a su máximo rival, Air France-KLM (19%), y ampliará la distancia con otros competidores como el grupo de Lufthansa (9%), Tap (8%) o Latam (8%).

En España, la operación elevará hasta el 71,3% la cuota de mercado de IAG en vuelos domésticos, si se incluye la aportación de Air Nostrum, que opera vuelos regionales para Iberia.

No obstante, IAG no solo compite con otras compañías sino que también lo hace con otros medios de transporte, sobre todo con las líneas de alta velocidad.

En 2018, el avión acumuló el 35% de los viajes internos efectuados en España en transporte público, frente al 20% del AVE y el 30% del tren de larga distancia. Por ejemplo, si se cuentan los viajes en avión y tren entre Madrid y Sevilla, el transporte aéreo se queda solo con el 11% y el AVE con el resto.

Desde Londres, la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, subrayó que la prioridad del Gobierno es que se mantengan “la conectividad, rutas frecuencias y precios” en la oferta aérea. Al respecto, Walsh aseguró que se trata de un “buen acuerdo” para Air Europa, para España y para el consumidor.

Las acciones de IAG cerraron ayer con una subida del 1,08%, hasta 6,358 euros.