González defiende el trabajo “íntegro y ejemplar” del BBVA

El expresidente de la entidad abandona la Audiencia Nacional sin medidas cautelares

24
El expresidente del BBVA Francisco González (i) ante la Audiencia Nacional. / e.P.
Publicidad

El expresidente del BBVA Francisco González defendió la actuación de la entidad y sus directivos ayer tras declarar durante algo más de dos horas y media ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón y los representantes de la Fiscalía Anticorrupción investigado por presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos por los contratos de la entidad con el Grupo Cenyt, mercantil del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo.

“Una vez que termine esta investigación quedará muy claro que el Grupo BBVA y sus directivos han trabajado siempre de una manera íntegra y de una manera ejemplar, sin perjuicio, como es lógico, de que hubiera alguna conducta irregular de carácter individual que yo en este momento desconozco”, señaló a los medios a su salida de la Audiencia Nacional.

En una breve declaración sin preguntas, González explicó que contestó “con toda transparencia y toda claridad” al instructor y al Ministerio Público, en línea con la posición que ya manifestó en un comunicado el pasado mes de julio, cuando anunció que estaba “máximamente interesado” en declarar.

“En mayo de 2018 tuvimos conocimiento de que el Grupo Cenyt había prestado algunos servicios al Grupo BBVA. Inmediatamente abrimos una investigación para determinar el alcance de dichos trabajos. Posteriormente, se abrió una pieza judicial”, relató ante la prensa tras someterse a un extenso interrogatorio de los fiscales Anticorrupción.

Por último, defendió que el BBVA “es una gran institución internacional respetada que trabaja en beneficio de clientes y accionistas” y “también presta servicios relevantes a la sociedad”.

González está investigado junto a otros directivos y exdirectivos del banco en la pieza separada número 9 del caso Tándem sobre las actividades presuntamente ilícitas de Villarejo y en concreto, sobre los trabajos que habría estado desempeñando para el BBVA durante 13 años y por importe superior a los 10 millones de euros.

AYUSO declara, BONILLA NO

En su caso, Fiscalía Anticorrupción no solicitó la interposición de medida cautelar alguna, decisión que sólo se ha acordado en el caso del que fuera jefe de Seguridad del BBVA, Julio Corrochano, el único investigado en esta pieza sobre el que pesa fianza (en concreto, de 300.000 euros) y del que se presume era el interlocutor de Villarejo.

En la jornada de ayer comparecían además el que fuera director de comunicación, Javier Ayuso, como testigo. Ha respondido a las preguntas del juez y los fiscales durante unos 45 minutos.

A continuación, fue el turno del policía que en segunda actividad trabajaba para las empresas de Villarejo, Antonio Bonilla. Según informaron fuentes jurídicas, se acogió a su derecho a no declarar por estar la causa bajo secreto.

Hoy será el turno de Juan Asúa, asesor de cabecera del actual presidente de la entidad financiera, Carlos Torres, quien en diciembre de 2018 le nombró Senior Advisor to the Chairman; y a Eduardo Arbizu, que hasta el pasado mes de julio, cuando fue cesado al conocerse la imputación del BBVA, ostentaba el cargo de responsable de Regulación y Control Interno del BBVA.

Asimismo, están citados el que fuera jefe de Riesgos de la entidad, Manuel Castro; y los sucesivos responsables de los servicios jurídicos, José Manuel García Crespo y Eduardo Ortega, todos investigados por los mismos delitos de cohecho y revelación de secretos, según las mismas fuentes.

Mañana será la representación legal del banco la que acuda a la Audiencia Nacional, pues BBVA está imputado como persona jurídica por cohecho y también por corrupción en los negocios en relación a este asunto. Hasta la fecha, la entidad ha venido anunciando su disposición a colaborar con la justicia.