Extremadura propone crear una Ley Antisoborno contra la corrupción

Alfonso Alonso asegura que aún “hay muchas cosas que hacer”, mientras que Engracia Hidalgo afirma que corrupción “hay en todos los ámbitos, con nombres y apellidos”.

1

El Gobierno de Extremadura propone al Ejecutivo central la elaboración de la que sería la primera Ley Antisoborno de España, con el objetivo de “limpiar” al país de la corrupción, “caiga quien caiga”.

La propuesta, que está compuesta por nueve puntos para “combatir” la “lacra” de la corrupción en España, será defendida en el Parlamento extremeño a través de una propuesta de pronunciamiento para la que el Ejecutivo

autonómico espera contar con el “acuerdo” del “conjunto” del arco parlamentario.

Entre otras medidas, el Gobierno extremeño apuesta por que la citada ley estatal incluya la expulsión “inmediata” a los acusados de soborno como “obligatoria” en partidos políticos, patronal y sindicatos; así como que contemple que los condenados por corrupción deban responder patrimonialmente con “todos” sus bienes personales hasta devolver la cantidad afectada por el soborno.

En la misma línea, el Ejecutivo extremeño plantea que el soborno en España esté penado hasta con 10 años de cárcel como en Reino Unido; así como que el plazo de la prescripción del soborno se amplíe de los cinco años actuales a 10 años.

De este modo lo explicó en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno autonómico celebrado ayer en Mérida la vicepresidenta extremeña, Cristina Teniente, quien avanzó que el Grupo Popular registrará la propuesta de pronunciamiento en cuestión en el Parlamento regional en las próximas horas.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, reconoció que hay “muchas cosas que hacer” y “mucho trabajo” por delante en el Parlamento para impulsar medidas contra la corrupción, pero aseguró que el PP está actuando con “contundencia” ante los corruptos. De hecho, señaló que se ha producido un “cambio de comportamiento” en PP y PSOE tras los últimos escándalos, puesto que se toman “decisiones rápidas” expulsando a las “manzanas podridas”.

Asimismo, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, que desempeñó diferentes cargos en la Comunidad de Madrid desde 2003 hasta 2011, coincidiendo en el ejecutivo madrileño con Francisco Granados, afirmó que la corrupción “la hay en todos los ámbitos, con nombres y apellidos”.

Según dijo en rueda de prensa al ser preguntada por los últimos escándalos de corrupción que han salpicado al Partido Popular, los años que ha trabajado para la Administración los ha hecho “con absoluta honestidad y lealtad”. Dicho esto, añadió que “todo aquel que haya hecho algo que no debía, debe ser juzgado”. “La justicia debe caer con toda la fuerza”, remarcó.