Europa sale a la calle

La jornada de movilización sindical contra los ajustes económicos se extiende a 23 países del Viejo Continente, aunque solo España y Portugal viven sendas huelgas generales.

Además de España, 23 países europeos vivieron ayer una jornada de movilización sindical (solo en Portugal se convocó también una huelga general) para protestar contra los duros recortes emprendidos por sus Gobiernos.

En el país vecino, el paro tuvo un amplio seguimiento, sobre todo en el sector público, según informaron los medios de comunicación y los sindicatos.

De esta forma, en Lisboa y otras ciudades lusas no se recogió la basura, y en la capital no circuló el metro desde la medianoche del martes. Además del transporte público de Cercanías y de larga distancia, se vieron muy afectados el correo, los hospitales y las instituciones educativas. También tiendas y cafeterías permanecieron cerradas como apoyo a la huelga.

Asimismo, la aerolínea TAP anuló de manera anticipada el 45 por ciento de sus vuelos, al tiempo que recomendó a sus clientes modificar los viajes previstos.

En cuanto a los incidentes, solo hubo algunos sucesos aislados en la madrugada entre la Policía y los manifestantes.

Más graves fueron los disturbios en Italia, donde, en Roma, las Fuerzas de Seguridad utilizaron gases lacrimógenos y vehículos blindados para dispersar a un grupo violento de alumnos y estudiantes de la orilla del Tíber, que habían lanzado piedras, botellas y bombas incendiarias contra los agentes. La prensa presente en el lugar detalló las escenas como una auténtica guerra de guerrillas.

En Turín resultaron heridos cinco policías y uno de ellos está grave después de que los manifestantes destrozaran su casco con palos y bates de béisbol.

La jornada fue mucho más tranquila en Grecia, uno de los países más afectados por la crisis de deuda. Con una suspensión de las actividades de tres horas, decenas de miles de helenos se sumaron al día de protesta. La mayoría de quienes pararon fueron empleados públicos, por lo que la principal consecuencia fue que las Administraciones y la Educación quedaron paralizadas. Por su parte, la televisión y la radio solamente emitieron noticias relacionadas con la jornada de protestas durante las horas establecidas.

Al mediodía, unas 2.000 personas, según estimaciones de los medios, se reunieron en el centro de Atenas con pancartas en las que pedían la eliminación de la deuda pública, y criticaban la política de ahorro de Europa. Aún así, la manifestación fue más pequeña de lo que esperaban los organizadores. Según los sindicatos, esto se debió a que los empleados estatales ya pararon la semana pasada.

También en Francia hubo manifestaciones en casi 130 ubicaciones por todo el país bajo el lema Por el empleo y la solidaridad. Contra las medidas de ahorro. Otros cientos de personas salieron a las calles en la vecina Bélgica, donde las protestas se concentraron en Bruselas.

Ante la jornada de lucha europea convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y que adoptó distintas formas de expresión en 23 países del Viejo Continente, la canciller alemana, Angela Merkel, adelantó que defenderá ante las centrales de trabajadores las políticas de austeridad, pese a las huelgas.

«El derecho a manifestarse es un derecho que consideramos fundamental para una democracia», explicó la líder cristianodemócrata. «Sin embargo, tenemos que hacer lo que hace falta, aunque suponga adoptar duras medidas económicas», puntualizó.

Web | Ver más artículos

El Adelantado de Segovia es un diario español editado en la ciudad de Segovia. Se trata del decano de la prensa de la provincia de Segovia, y es el periódico más difundido de la misma.​ En 1996 se convirtió en el primer periódico de Castilla y León en disponer de edición digital en internet.​