En recesión por segunda vez

La caída trimestral del 0,3% del PIB, originada principalmente por una reducción de nueve décimas de la demanda nacional, confirma oficialmente que España se ha vuelto a contraer

0

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó ayer que España ha entrado en recesión económica tras registrar en el primer trimestre una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,3%.

Según el avance de datos de la Contabilidad Nacional, publicado por el INE, el país sufre una segunda contracción, esta vez técnica, para la que se requieren al menos dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. En este caso, la de los tres primeros meses de 2012, junto a la experimentada en la última parte de 2011.

En términos interanuales, la economía nacional se contrajo un 0,4% en los tres primeros meses, tras siete trimestres consecutivos en positivo. El organismo explicó que el retroceso interanual del PIB entre enero y marzo se debió a una aportación más negativa de la demanda nacional, que se vio compensada «parcialmente» por una contribución positiva de la demanda exterior.

España ya entró en recesión en el cuarto trimestre de 2008, tras acumular seis meses de retroceso, y no salió de ella hasta marzo de 2010, cuando el PIB trimestral avanzó un 0,2%. Dos años después, vuelve otra vez a retroceder.

Las cifras que avanzaba el INE son una décima mejor que las esperadas por el Banco de España que, en su boletín económico de abril, pronosticó una caída trimestral del PIB del 0,4% y un descenso interanual del 0,5%. El instituto emisor precisaba que el comportamiento del PIB en el primer trimestre de 2012 fue consecuencia de una caída de la demanda nacional de nueve décimas, contrarrestada en parte por una aportación de la solicitud exterior neta de seis décimas, con un empeoramiento de ambos datos respecto al cuarto trimestre.

El Gobierno ya había apuntado que esperaba una caída más suave de la anunciada por la autoridad monetaria, del 0,3%, con lo que este diagnóstico se ha visto confirmado por el organismo estadístico.

En cuanto al empleo, la institución que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez señaló que volvió a descender en el primer trimestre del año, con un retroceso interanual «próximo al 4%».

Por otra parte, el déficit por cuenta corriente alcanzó los 11.611,9 millones de euros durante los dos primeros meses del año, lo que supone un moderado aumento del 1,2% respecto al mismo período del ejercicio anterior, tras iniciar enero con un descenso del 7,1% y cerrar 2011 con una caída del 17,8%.

La autoridad monetaria explicó que este repunte se debió, principalmente, al avance del déficit de rentas y, en menor medida, a la ampliación del saldo negativo de la balanza de transferencias.

La participación de los inversores extranjeros en el total de la deuda del Estado se redujo en los últimos tres meses desde el 50,48% con que cerró el año 2011 hasta el 37,54% a finales del pasado mes de marzo. En concreto, en el último trimestre la cartera internacional en bonos y letras del Estado sufrió una fuga de casi 62.000 millones de euros.