Empleo asegura que de la reunión de hoy saldrán “acuerdos importantes”

El presidente del Gobierno recibe esta mañana a los líderes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme

0

La secretaria de Empleo, Engracia Hidalgo, aseguró ayer que “se han alcanzado acuerdos importantes con los agentes sociales que se manifestarán” en la reunión que celebrará hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los líderes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme, Ignacio Fernández Toxo, Cándido Méndez, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente.

Hidalgo, en declaraciones a Telemadrid, destacó que el Ministerio ha trabajado “intensamente” con los agentes sociales en un plan de activación del empleo, que no sólo incluye una nueva ayuda para los parados de larga duración sin ingresos y con cargas familiares, sino también medidas para facilitar su reincorporación al mercado laboral.

“Tenemos un sistema de prestaciones y subsidios francamente garantista. Pero la crisis ha sido muy larga y hay mucha gente que lleva muchos años en el paro y ya han agotado todas las prestaciones. Para las personas más vulnerables, que tienen cargas familiares, y llevan muchos en el paro, estamos viendo ese plan de activación”, subrayó Hidalgo.

Los sindicatos quieren que esa ayuda a los parados alcance entre 426 y 480 euros mensuales, pero la última propuesta conocida del Gobierno sitúa la horquilla entre los 399 y 450 euros, dependiendo de si el beneficiario tiene o no cargas familiares. El Gobierno contemplaba en esta propuesta —sobre la que se ha seguido negociando— un periodo de seis meses sin posibilidad de prórroga, algo a lo que los sindicatos se oponen, pues quieren que pueda seguir cobrándose la ayuda pasados los seis meses iniciales si el desempleado, por ejemplo, está siguiendo un programa de formación.

El Ejecutivo calcula que el espectro de beneficiarios de esta ayuda, en los términos en los que estaba planteada esta propuesta, se situaría en torno a las 300.000 personas, frente a los más de 500.000 desempleados a los que pretenden llegar los sindicatos.

Al margen de esta ayuda, la secretaria de Estado afirmó que el Ministerio mantiene un diálogo “permanente” con los agentes sociales y que trabaja con ellos en otros proyectos importantes, como la modernización de los servicios públicos o el nuevo modelo de formación.