Publicidad

El Rey inicia una decisiva ronda de consultas con los representantes de los partidos que puede desembocar en la convocatoria de nuevas elecciones generales para el día 10 de noviembre si se certifica que es imposible la investidura de un presidente de Gobierno.

La cita con el monarca se producirá en un escenario de aparente bloqueo en la negociación entre el PSOE y Unidas Podemos y de sensación generalizada en los principales partidos de que no hay demasiadas posibilidades de evitar una nueva convocatoria electoral.

La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, se declaró ayer “bastante pesimista” ante la posibilidad de un acuerdo, mientras un compañero de filas del PSC, el diputado en el Congreso José Zaragoza, acusó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de “pactar” con Cs para evitarla.

Una acusación que “ofende a la inteligencia”, según el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, que contestó a Zaragoza desde Barcelona, donde la alcaldesa Ada Colau ha pedido al PSOE y UP que “agoten hasta el último minuto” para intentar alcanzar un acuerdo.

La misma llamada a la negociación la invocó el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que apostó por “pelear” hasta el último momento para evitar unas nuevas generales que, en palabras de la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, se celebrarán “por capricho” de Sánchez.

También la portavoz de la ejecutiva nacional de Cs, Lorena Roldán, dio por hecha la nueva convocatoria e instó a Sánchez a “dejar de marear la perdiz y explicar por qué ha fracasado en sus negociaciones con su socio preferente”.

Serán ocho los dirigentes políticos a los que recibirá Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela en la primera jornada de las consultas, que concluirá al mañana, cuando verá a otros siete, el último de ellos el presidente en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Por tanto, habrá quince reuniones con los mismos representantes que acudieron a la anterior ronda, la celebrada el 5 y 6 de junio y tras la que el monarca propuso a Sánchez para una investidura que resultó fallida.

El orden de las reuniones se fija de menor a mayor representación parlamentaria, por lo que el primero en desplazarse a La Zarzuela será José María Mazón, el diputado del Partido Regionalista de Cantabria, la formación política del presidente de esta comunidad, Miguel Ángel Revilla.

Este partido fue el único al margen del PSOE que dio su apoyo a Sánchez como presidente en la fallida sesión de investidura.
Tras Mazón, Felipe VI recibirá a lo largo de ese primer día de reuniones a Joan Baldoví (Compromís), Juantxo López de Uralde (Equo), Javier Esparza (UPN), Ana Oramas (Coalición Canaria), Yolanda Díaz (Galicia en Común), Alberto Garzón (IU) y Aitor Esteban (PNV)

Ya el martes será el turno para Laura Borràs (Junts per Catalunya), Jaume Asens (En Comú Podem), Santiago Abascal (Vox), Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Casado (PP) y Pedro Sánchez (PSOE).

Al igual que en la anterior, tanto ERC como EH Bildu han rechazado el encuentro con el Rey.

Tras la última cita, el Rey se reunirá con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para comunicarle su propuesta de candidato a la investidura o las elecciones.