El temporal de nieve se aleja para dejar su sitio a la lluvia

Se mantienen cortadas varias carreteras nacionales y solo en el puerto de San Glorio, en Cantabria, son necesarias las cadenas. En el aeropuerto de Barajas se cancelan 137 vuelos

2

La ola de frío y de nieve empezó ayer a remitir, aunque la circulación ferroviaria, aérea y por carreteras continuaba condicionada por los restos del temporal, que azotó a la mayor parte del país el pasado fin de semana.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene solo la alerta amarilla (riesgo) en Cataluña, ante la previsión de que las temperaturas lleguen a los seis grados centígrados bajo cero y en el litoral de Galicia y de Cádiz a causa de fuertes vientos costeros.

El temporal está dando sus últimos coletazos para dar paso a lluvia generalizada y un aumento «significativo» de las temperaturas, según aseguró el jefe de área de predicciones de la Aemet, Fermín Elizaga, quien sostuvo que es «normal» que se produzcan períodos de dos o tres días de frío intenso como los que se han registrado, pero «lo que no puede considerarse tan normal es que nieve en cotas muy bajas del sur peninsular», como ocurrió el pasado domingo en Córdoba y en algunos pueblos de Sevilla.

La circulación presentaba ayer dificultades (nivel rojo) en varias carreteras nacionales y solo en un puerto de esta red, el de San Glorio en Cantabria, era necesario el uso de cadenas.

El tráfico era irregular (nivel amarillo) en la N-432 (Badajoz), N-211 y N-401 (Teruel) y estaba condicionado (nivel verde) en carreteras nacionales de las provincias de Albacete, Burgos, Córdoba, Cuenca, Granada, Huelva, Jaén, Lérida y Toledo.

La lluvia, la nieve y el hielo mantenían cortadas varias carreteras secundarias en las provincias de Albacete, Almería, Ávila, Barcelona, Burgos, Cáceres, Cádiz, Castellón, Ciudad Real, Gerona, Granada, Mallorca, Sevilla, Tarragona, Teruel, Toledo y Zaragoza.

En esta misma red, en una veintena de puertos de Albacete, Asturias, Burgos, Cáceres, Cantabria, Granada, La Rioja y León era necesario el uso de cadenas.

En cuanto al tráfico aéreo la nieve, el hielo y la niebla afectaron por la mañana la operatividad de Barajas lo que provocó la cancelación de 137 vuelos hasta las 12,00 horas y retrasos generalizados de hasta dos horas.

AENA detalló que desde las 07,50 horas quedaron activados los procedimientos de baja visibilidad en plataforma debido a la niebla Barajas operaba en dos de sus cuatro pistas y un vuelo procedente de Oporto fue desviado a otro aeropuerto. Un grupo de viajeros de Air Europa, cuya conexión hacia Barcelona fue cancelado la noche del domingo, bloquearon la puerta de embarque de otro vuelo en señal de protesta.

La normalidad fue la tónica general en los servicios de cercanías de la red ferroviaria, mientras que las limitaciones de velocidad impuestas a causa de la nieve en algunos tramos del AVE provocaron retrasos de unos 30 minutos en las líneas que conectan Madrid con Sevilla, Barcelona y Málaga.

Por otra parte, la ministra de Defensa, Carme Chacón, recordó que todos los batallones de la Unidad Militar de Emergencia (UME) están «en alerta» y preparados para actuar «de forma inminente» en toda España para paliar los efectos del temporal de nieve.

Chacón hizo estas declaraciones en la localidad madrileña de Aranjuez, adonde se desplazó para supervisar el trabajo que realiza la Unidad Militar de Emergencias en situaciones de alerta como las que se produjeron la noche del lunes en la Comunidad de Madrid por el temporal de nieve.

La ministra señaló que hay un total de 1.500 soldados de la unidad preparados para intervenir ante cualquier alerta de nieve, bien porque lo solicite Protección Civil, las comunidades autónomas o los municipios.