El sector industriaL no falla

Las fábricas, como es tradicional, respaldan mayoritariamente la jornada de huelga.

A pesar de que los sindicatos no ocultaron que la huelga general no tuvo el éxito esperado, pues se registraron peores datos de seguimiento que en el paro de marzo, la industria, el ámbito más sensibilizado con las jornadas de lucha trabajadora, volvió ofrecer los registros más altos en cuanto a la participación. Incluso el Ministerio del Interior reconoció que el sector del automóvil quedó paralizado durante el día de ayer. Asimismo, los sindicatos UGT y CCOO calificaron de «aplastante» el seguimiento de esta huelga en las grandes empresas del metal.

La directora general de Política Interior, Cristina Díaz, explicó que el sector industrial cumplió los servicios mínimos, si bien la actividad automovilística estuvo «prácticamente paralizada» en varias plantas de cuatro comunidades autónomas: Cataluña, Castilla y León, Valencia y Aragón.

Concretamente, el 100 por 100 de la plantilla que debía trabajar en el turno de noche de Seat, Ford, Opel, Nissan, Peugeot y IVECO-Pegaso secundó el paro, según informó UGT. Asimismo, el 80 por ciento de los empleados nocturnos de fábricas como Volkswagen no acudieron a su puesto de trabajo y en torno al 50 por ciento de la plantilla de Renault y Citröen apoyó la huelga.

Así, la totalidad de los trabajadores del turno de mañana de la planta de Seat en Martorell se unió a la protesta, paralizando la factoría en la que solo trabajaron unos 70 empleados.

Sobre la producción de PSA Peugeot-Citroën en Vigo, los sindicatos aseguran que quedó paralizada desde la madrugada. Algo similar a lo que ocurrió en Volkswagen Navarra, que no fabricó ninguna unidad del Polo.

Por su parte, la factoría de Ford en Almussafes (Valencia) registró un seguimiento «total» de la huelga en todos sus turnos de producción, y «prácticamente total» en el caso de los trabajadores de oficinas, a excepción de los servicios mínimos.

En cuanto a otros sectores, la Federación de Industria de CCOO y la de Metal, Construcción y Afines de UGT aseguran que «casi la totalidad» de los trabajadores de este ámbito secundaron la convocatoria y destacaron la especial incidencia en empresas como ArcelorMittal, Alcoa, Acerinox, Sidenor o Gamesa.

La construcción, por su parte, registró una incidencia «prácticamente nula» de la huelga y un seguimiento «ínfimo», según datos de la Confederación Nacional, si bien los sindicatos convocantes elevaron hasta el 77 por ciento el seguimiento.

El paro fue total en farmacéuticas y químicas como Kern Pharma, Plataforma Logística Meco, Novartis Farmacéutica, Liconsa, Crisnova y el Instituto Grifols.

Uno de los ámbitos vitales para el funcionamiento del país, y que mide también la incidencia de un paro general, es el de los transportes que, según los convocantes, respondió a la huelga de manera masiva. Sin embargo, a pesar de incidentes aislados se respetaron los servicios mínimos. Aún así, hubo 242 cancelaciones de vuelos en los aeropuertos españoles y un cierto retraso en aquellos aviones que despegaron. En el metro, se notó también que se trataba de una jornada especial por la cantidad de personas que transportaba cada vagón debido a que tan solo circularon los servicios mínimos. Algo similar ocurrió en las estaciones de ferrocarril donde los andenes se llenaron debido a los retrasos.

Cristina Díaz explicó que la situación en el transporte fue «de normalidad». Respecto al transporte urbano, señaló que cumplieron los servicios mínimos «sin incidentes relevantes».

A su vez, el 90 por ciento del pequeño y mediano comercio no secundó la movilización convocada por las centrales sindicales y abrió sus puertas con normalidad, según las estimaciones de la Confederación Española de Comercio, que prevé que el sector dejase de vender en el día aproximadamente unos 120 millones de euros. Mientras, en algunos casos, las grandes cadenas comerciales abrieron las puertas bajo protección policial.

En la banca tuvo poco impacto, pese a que los manifestantes arremetieron contras las sucursales de las entidades en muchos puntos del país.

Web | Ver más artículos

El Adelantado de Segovia es un diario español editado en la ciudad de Segovia. Se trata del decano de la prensa de la provincia de Segovia, y es el periódico más difundido de la misma.​ En 1996 se convirtió en el primer periódico de Castilla y León en disponer de edición digital en internet.​