El satélite Caronte de Plutón presenta sorprendentes indicios de actividad

Nuevos detalles notables de la luna más grande de Plutón, Caronte, aparecen en las nuevas imágenes difundidas por la NASA, tomadas el 13 de julio a 466.000 kilómetros por la nave New Horizons.

Una franja de acantilados y valles se extiende unos 1.000 kilómetros de izquierda a derecha, lo que sugiere la existencia de una fractura generalizada en la corteza de Caronte, probablemente resultado de los procesos internos. En la parte superior derecha, en la parte curvada del borde de la luna, aparece un cañón que se estima tiene de 7 a 9 kilómetros de profundidad.

Científicos de la misión se sorprenden por la aparente falta de cráteres en Caronte. Al sur del ecuador de la luna, en la parte inferior de esta imagen, la superficie se ve afectada por oblicuos rayos del sol, creando sombras que hacen que sea más fácil distinguir la topografía. Incluso aquí, sin embargo, hay relativamente pocos cráteres visibles, indicador de una superficie relativamente joven, remodelada por la actividad geológica.

En la zona del polo norte de Caronte, una marca oscura destacada en el enfoque de New Horizons, tiene una frontera difusa, lo que sugiere que es un fino depósito de material oscuro.La imagen se comprimió para reducir el tamaño del archivo para su transmisión a la Tierra. En las zonas de alto contraste de la imagen pueden apreciarse características de 5 kilómetros.

Desde su descubrimiento en 2005, la luna de Plutón Hydra fue conocida sólo como un punto borroso de forma, tamaño y reflectividad inciertos.

Las imágenes obtenidos durante el tránsito histórico de la nave New Horizons despejaron definitivamente las incógnitas sobre las propiedades de la luna más externa de Plutón. La cámara de reconocimiento de largo alcance (LORRI) a bordo de New Horizons revelaron un cuerpo de forma irregular por las significativas variaciones de brillo sobre la superficie con forma de patata por su forma irregular.