El PSOE esquiva el debate sucesorio y reivindica a Zapatero como líder

Durante la jornada, el partido ultimó un manifiesto para los comicios del próximo mes de mayo, en el que admite que las autonomías fijen por ley su techo de gasto.

0

Pese a que José Luis Rodríguez Zapatero no estuvo presente en la primera jornada de la convención autonómica que el PSOE celebrada ayer en Zaragoza, fue uno de los protagonistas. En pleno debate sobre su sucesión, los pesos pesados del partido reivindicaban su liderazgo y se mostraban orgullosos del presidente del Gobierno y secretario general de la formación. Así, el número dos de los socialistas, José Blanco, afirmaba que estaba «orgulloso» de su jefe, «de sus valores y de su coraje», y proclamaba que nunca ha conocido «un socialista mejor».

A su llegada a la convención, los barones de Ferraz intentaban aparcar ante los medios la cuestión sobre el futuro y la sucesión de Zapatero. El presidente andaluz, José Antonio Griñán afirmaba que «no hay ningún debate sucesorio en el partido, lo hay en los medios. En el PSOE tenemos el debate de hacer reformas, las que se están haciendo, y de garantizar el sistema de protección social que es lo que se está haciendo».

Por su parte, el dirigente balear, Francesc Antich, pedía «no distraer» a los españoles abordando ahora la cuestión de si Zapatero repetirá en 2012.

Una vez en la convención, tocaba el turno de los discursos de los hombres fuertes del partido, que hicieron una apelación al liderazgo del jefe del Ejecutivo. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, quiso hacer frente a lo que considera «tanto ataque y tanta descalificación», y se proclamó «orgulloso» de Zapatero, además de asegurar que nunca ha conocido «un socialista mejor». El también ministro de Fomento subrayó que nadie como él ha hecho tanto por la protección social, la igualdad y los derechos, para después concluir: «Estoy seguro de que sentimos todos la obligación moral y política de defender a quien más nos defiende».

En la misma línea se manifestaba el presidente del PSOE y el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, que destacaba en su discurso la «grandeza de liderazgo» de Zapatero y defendió las reformas impulsadas por el presidente.

De cara a la cita con las urnas en mayo, los socialistas quisieron enviar un mensaje de ánimo. Pese a los resultados de las encuestas, no dan por perdida la batalla, y así lo afirmaba José Blanco, al señalar que «nada está ganado pero nada está perdido».

Además, el PSOE ultimó un manifiesto para los comicios autonómicos del 22-M en el que el PSC hizo modificaciones para incluir la defensa del federalismo. Durante la jornada, los barones territoriales debatieron sobre las Comunidades Autónomas, respaldaron el Estado autonómico y cerraron ese manifiesto, que admite que las autonomías fijen por ley su techo de gasto.

Arenas: «Mientras ellos discuten sobre cargos, el PP se preocupa de España».- El presidente del PP andaluz y vicesecretario de Política Municipal y Autonómica del partido, Javier Arenas, criticó ayer a los socialistas por estar pendientes en la Convención Autonómica que celebran en Zaragoza de «su liderazgo», del «poder» y del «reparto de los cargos». Frente al «debate del PSOE sobre su líder», los populares se preocupan por «los problemas de Andalucía y de España».

Según Arenas, hasta las elecciones «el PSOE se va a meter en un lío de si José Luis Rodríguez Zapatero, sí o no, o de si Alfredo Pérez Rubalcaba, sí o no». Precisamente, del vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior ironizó diciendo que «es un candidato joven para el futuro, que representa el cambio y la renovación». Más aún, añadió que «le tocó lo peor del felipismo y le va a tocar lo peor del zapaterismo».

Ante esto, Arenas afirmó que el Partido Popular «tiene que centrarse en las propuestas y en la confianza en el futuro».

También exigió al presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, «un poco de respeto» para los ciudadanos, preguntándose «de qué va a hablar» el dirigente socialista en la mesa sobre políticas activas de empleo que modera en la Convención Autonómica de su partido cuando «en Andalucía hay 1,1 millones de parados y un 28 por ciento de paro». «Los brotes verdes están ya mustios», subrayó el líder popular.