El precio del vacuno se estabiliza tras varias semanas de caídas

Las expectativas no son buenas, salvo que se recupere de nuevo el consumo interno

4

El sector del vacuno había vivido varios meses de estabilidad, pero en las últimas semanas se ha contagiado por la incertidumbre y los precios siguen cayendo, aunque en Segovia se contuvieron ayer en tods las categorías.

Esta semana comenzó bajando la lonja de Salamanca, sumando dos sesiones consecutivas con números rojos. También en otras plazas como Madrid cayeron los precios de los bovinos.

Al igual que en Segovia, han repetido esta semana en Talavera de la Reina y en Binéfar,

Los precios del vacuno repiten después de varias semanas de ajustes a la baja en los machos cruzados y al alza en los frisones. Con esta repetición generalizada en todos los tipos de ganado se espera que el vacuno comience una nueva etapa con hábitos de venta diferentes. Mientras tanto, la oferta continúa siendo elevada en los machos cruzados, ajustadas en los frisones y ajustada en las hembras. La semana es de repetición en los machos cruzados, aunque todavía existen presiones bajistas en los precios, principalmente de la industria y basándose en que continúa habiendo mucha oferta en el mercado. La contrapartida a esta situación es la mejoría en las ventas de animales vivos que, poco a poco, se van haciendo efectivas de cara al final del mes de abril.

En el sector se comenta la bajada en el mercado italiano, que alejan la posibilidad de enviarles canales de machos cruzados. Los frisones siguen estando en una posición cómoda, ya que hay demanda de animales de bajo peso para Portugal y no hay oferta de animales de peso para el mercado español, principalmente para la zona catalana. Por último, las hembras no han tenido problemas en el inicio de mes de abril, pero se teme el final de mes, por el cambio del consumo y por lo que supone en el mercado nacional, los bajos consumos de un final de mes.

La demanda interna sigue disminuyendo y la exportación sigue sin ser lo suficientemente fluida como para eliminar las bolsas de ganado existentes en el mercado a pesar de los bajos pesos que hay en general en las explotaciones ganaderas.

Todo apunta a una recuperación de la exportación de animales vivos en semanas próximas y, además, se empiezan a cerrar operaciones pensando en la fiesta musulmana del Ramadán, que este año se inicia el 7 de junio, pero aún queda lejos esa fecha.

Según asegura el presidente de la Lonja de Segovia, Carlos González, las hembras siguen con una clara estabilidad. “No hay oferta, pero tampoco hay una demanda importante a pesar de que los precios de las hembras son realmente bajos”. En el caso de los frisones continúan las diferencias entre la producción, que busca subidas en los precios y la comercialización, que quiere repetir para no perder venta a favor de otros países.

A nivel nacional, el sector bovino vivió un año 2015 muy dulce gracias a las exportaciones de carne, que crecieron un 30,6 %, respecto al año anterior, con 165.963 toneladas, la mayor parte de ellas con destino a mercados intracomunitarios, según el balance de la Asociación de Productores del Vacuno de Carne (Asoprovac). Las importaciones en 2015 se situaron, por su parte, en las 110.629 toneladas, lo que supone una subida del 1,85 % respecto a 2014.

La estabilidad en el sector y la reducción de costes de algunas de las materias primas han animado a los ganaderos a incorporar más animales en los cebaderos de sus explotaciones, y eso ha elevado la producción y llevó a la bajada de los precios. Este año la situación está algo más estable, tanto que roza la preocupación, debido a la fuerte dependencia del exterior.

En algunos puntos de Andalucía, donde tiene un peso importante la cabaña de vacuno, se trabaja para relanzar el valor de la carne. Es el caso de Cádiz, provincia con mayor volumen de producción de carne de vacuno de Andalucía, con el 28% de las explotaciones de toda la región y una producción final ganadera es de 135 millones de euros de media al año. En esta provincia cuentan con una tercera parte de todos los cebaderos de bovino de toda Andalucía. Aunque gran parte la producen en extensivo, debido a la calidad de sus suelos y a la vegetación natural, quieren relanzar su raza autóctona retinta. También tiene una alta presencia la raza limusina, que ha desplazado considerablemente a la raza charolesa. Allí la Junta de Andalucía está buscando invertir y trabajar conjuntamente con los ganaderos para mejorar los rendimientos de las explotaciones.

Aquí, en la provincia de Segovia, seguimos dependiendo mucho de las exportaciones en barco mientras no aumente el consumo interno de carne o se busquen otros mercados.