El número de muertos en la vía baja a los niveles de 1961

El ministro del Interior, que indicó los datos tras la toma de posesión de los altos cargos de su departamento, atribuyó el magnifico balance al anterior equipo de la DGT.

2

Han tenido que pasar 50 años para que la cifra de muertos por accidentes de tráfico bajara de los 1.500. Y es que un total de 1.479 personas fallecieron en las carreteras españolas en 2011, lo que supone 250 menos -un porcentaje del 14,5- que hace un año. Así lo anunció ayer el nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tras la toma de posesión de los altos cargos de su departamento.

Estos datos, tal y como resaltó el popular, significan que «por primera vez en cinco décadas se ha descendido de los 1.500 fallecidos». «Son resultados positivos que no le corresponden a este ministerio, sino al anterior», admitió Fernández Díaz, que además atribuyó este «magnífico» balance al todavía director general de Tráfico, Pere Navarro.

Los números del equipo ministerial precedente manifiestan que un total de 1.730 perdieron la vida en las carreteras españolas en 2010, lo que significó un 9,1 por ciento menos que en 2009. Por ello, Fernández Díaz concluyó el anuncio asegurando que aún hay trabajo por hacer y que hay «1.479 razones que obligan a no bajar la guardia».

Por otra parte, el Real Automóvil Club de España (RACE) y la Asociación de Ayuda y Orientación a los Afectados por Accidentes de Tráfico (STOP Accidentes) instaron al Gobierno y a los usuarios a no relajarse y «seguir trabajando en la Seguridad Vial para continuar reduciendo el número de víctimas», pese al descenso del 14,5 por ciento en los fallecidos en siniestros en carretera con que se cerró 2011.

Así, el coordinador de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, afirmó que, aunque los nuevos datos son «para felicitar a los conductores y a la sociedad en su conjunto», no vale relajarse y «hay que seguir impulsando la seguridad al volante como se ha hecho en los últimos años».

Lucas solicitó al Ministerio del Interior que siga desarrollando la Seguridad Vial «como uno de los elementos prioritarios de su departamento».

Por otro lado, la presidenta de STOP Accidentes, Ana Novello, expicó que, aunque el descenso en la cifra de muertos en la carreteras es «positiva», continúa siendo «alta y hay que seguir trabajando» para reducirla.

En ese sentido, atribuyó parte del mérito a las medidas de sanción impuestas para algunas conductas viales porque «están salvando a muchos ciudadanos y han ido calando poco a poco en la sociedad» y pidió a los nuevos responsables del departamento que «no se olviden de la Seguridad Vial y sigan tratándola como prioritaria porque están en juego vidas humanas».