El movimiento 15-M continúa

Dos semanas después de que naciera de forma espontánea el campamento de la Puerta del Sol, los ‘indignados’ califican de exitosa la iniciativa y barajan descentralizarse a los barrios.

0

Los integrantes del Movimiento 15-M se reunieron ayer en la Puerta del Sol en una Asamblea General que arrancó con propuestas dispares y que fue convocada para decidir el futuro de la protesta, que pasa, entre otras iniciativas, por continuar con el campamento o levantarlo y trasladar las movilizaciones a los barrios.

Varios miles de personas de todas las edades participaron en esta reunión, que arrancó con la exposición de los principales acuerdos alcanzados en los debates celebrados ayer mismo por los portavoces de los distintos vecindarios.

Entre las primeras iniciativas planteadas se expuso la posibilidad de retirar el campamento, pero dejando una representación para que los ciudadanos puedan seguir trasladando sus ideas y continuando con la movilización de manera descentralizada en diferentes áreas de la ciudad. Otros grupos, por su parte, apoyaron mantener una semana más el acantonamiento, hasta que se definan mejor las iniciativas del movimiento.

El moderador de la asamblea aclaró que el objetivo es «qué se va a hacer con la acampada», aunque aseveró que en cualquier caso «el movimiento continúa», a lo que el público respondió con una gran ovación.

Al igual que en la cita de los barrios celebrada ayer por la mañana, el encuentro vespertino contó con dos intérpretes del lenguaje de sordomudos mientras la gente permanecía sentada en el suelo, dejando abiertos unos pasillos para permitir pasar a los transeúntes. Antes de reunirse, la tarde transcurrió de manera festiva, con una curiosa orquesta integrada por ciudadanos que espontáneamente se han unido al pasacalles con diferentes instrumentos.

Mientras, 15 días después del nacimiento del movimiento 15-M que acampó de manera espontánea en Sol, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad, Francisco Granados volvió a exigir el desalojo de la plaza, porque, a su juicio «no puede ser que estemos sometidos al chantaje de un grupo de señores». Eso sí, el político madrileño apostilló no entender «que si el principal responsable de todo esto es Zapatero y el PSOE, se hayan puesto en la Puerta del Sol y no se hayan instalado en Moncloa».

Barcelona, Bilbao, Valladolid… son muchas las ciudades españolas que apoyan el movimiento surgido una semana antes de las últimas elecciones autonómicas y municipales, pero una de las réplicas más significativas llega desde la plaza de la Bastilla, en París, donde varios cientos de personas se dieron cita junto a la escalinata del palacio de la ópera.

Los manifestantes colgaron una gran pancarta azul en la puerta del edificio en la que se puede leer en español y francés: Democracia real ya y Gracias a Francia.

También en Grecia, concretamente en la plaza central de Atenas, unas 40.000 personas se reunieron para emular el movimiento español y protestar por la clase política. «No tenemos futuro. Se lo llevaron los políticos corruptos», comentaban los asistentes.