El Gobierno aprobará este viernes el envío de 200 militares a Afganistán

El aumento de efectivos, que formarán una unidad de maniobra para potenciar la seguridad en el país asiático, deberá contar con el respaldo de los grupos del Congreso.

2

Afganistán es un asunto clave en las relaciones entre España y Estados Unidos, por lo que el presidente Zapatero está dispuesto a contradecir su discurso antibelicista con tal de no enfadar a un Obama en cuya amistad tiene puestas grandes esperanzas. De esta manera, no sorprende que el Gobierno haya decidido aprobar el próximo viernes en el Consejo de Ministros, a propuesta de los titulares de Exteriores y Defensa, el envío al país asiático de una unidad de maniobra, formada por unos 200 militares, según informaron fuentes gubernamentales.

La ministra Carme Chacón se reunió ayer con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general José Julio Rodríguez, para recibir información sobre la situación de seguridad en las provincias de Badghis, donde se encuentra el Equipo de Reconstrucción Provincial nacional, y Herat, donde España participa en la Base de Apoyo Avanzada (FSB).

En el informe presentado a la dirigente socialista se recomienda un refuerzo estable de tropas en el Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) de Badghis, con base en Qala i Naw. Dicho contingente se dirigiría, según la recomendación del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, a la constitución de una unidad de maniobra, tipo Grupo Táctico, y a completar determinadas capacidades actuales. Los nuevos efectivos rondarían los 200, una cifra que adelantó el pasado sábado el presidente del Gobierno.

Con este refuerzo, según Defensa, se conseguirían, entre otros objetivos, proporcionar apoyo logístico, seguridad y protección a los futuros equipos de entrenamiento del Ejército y Policía afganos facilitados por España (Ejército de Tierra y Guardia Civil), en línea con la nueva estrategia de afganización propugnada por la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

Asimismo, permitirá incrementar la seguridad en la provincia de Badghis, creando un ambiente más estable para facilitar las tareas de reconstrucción, desarrollo y gobernabilidad de dicha provincia.

También con el envío de la unidad se persigue mantener una cierta continuidad con lo logrado durante el apoyo a las elecciones en curso, para el caso de que se decida apoyar las próximas municipales, previstas en 2010.

La decisión de incrementar de forma permanente el número de militares en Afganistán se produce después de la oleada de violencia que ha sacudido la zona de responsabilidad patria y los sucesivos ataques recibidos por las tropas nacionales durante la semana pasada. Dicho aumento será aprobado el viernes por el Consejo de Ministros y, posteriormente, pasará al Congreso de los Diputados para su visto bueno definitivo, siempre y cuando reciba el apoyo mayoritario de los distintos grupos parlamentarios, algo que parece garantizado, dado que el PP ya ha mostrado su buena disposición al envío de más tropas a la nación en conflicto.

Actualmente España tiene desplegados de manera permanente 778 militares, a los que se sumarán estos días otros 70 para dirigir y gestionar la seguridad en el aeropuerto de Kabul durante siete meses y los 450 que integran el batallón electoral.