El Gobierno acusa a Colau de generar “mucho ruido” con sus actuaciones

La vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, ironiza con que si el “problema” en Barcelona es que no tienen el retrato de Felipe VI, el Ejecutivo se lo podría enviar.

0

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acusó ayer a las alcaldesas de Barcelona, Ada Colau, y Madrid, Manuela Carmena, de generar “mucho ruido” con sus decisiones, pero “muy poquito empleo”, y avisó a la catalana de que su autoridad radica en la Constitución y tiene que aceptar “el paquete completo”. Así respondió la ‘número dos’ del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros cuando fue preguntada por la decisión de Colau de retirar un busto del Rey Juan Carlos del salón de plenos.

Sáenz de Santamaría —que ironizó con que si el problema es que no tienen uno del actual jefe del Estado, el Rey Felipe VI, el Gobierno se lo mandará— recalcó que los símbolos en España están protegidos por la Constitución y garantizó además que el Ejecutivo hará que se cumplan las leyes. La vicepresidenta del Gobierno comenzó su respuesta subrayando que en España hay “mucha gente”, incluido el Rey Juan Carlos, que “durante 40 años han estado trabajando por la democracia, por los derechos y las libertades” de España y cuestionó que las alcaldesas de Madrid y Barcelona, en los 40 días que llevan al frente de sus cargos, las “únicas decisiones” que están tomando son “retirar un busto” en el caso catalán o crear “una web de la verdad” en referencia a Carmena.

“Ésa es de momento su contribución a la democracia”, apuntó Sáenz de Santamaría, que pidió a estos responsables que respeten “la contribución de todos” y que trabajen “por la estabilidad”, porque es lo que “crea empleo y mejora la vida de los ciudadanos”.

Política de gestos

En cambio, la vicepresidenta subrayó que, “hacer escenas para que se vean y se graben y se difundan, está mucho en esa política de gestos o declarativa que genera mucho ruido, pero muy poquito empleo”.

Además, instó a las dirigentes a tener “un poco de respeto hacia los ciudadanos”. “Éste es el marco de convivencia que nos hemos dado entre todos los españoles, son nuestras normas de convivencia y todos tienen que respetarlos, mientras no se modifiquen”, explicó, para afirmar que espera que el Ayuntamiento de Barcelona “cumpla con su obligación”.

Pero, en cualquier caso,Santamaría recalcó que en España los símbolos “están perfectamente protegidos y amparados por la Constitución y las leyes” y garantizó que “si se incumple”, tanto el Gobierno, como el resto de las autoridades, tienen la “obligación de cumplir y hacer cumplir la ley”. “Y por supuesto así lo haremos, de acuerdo con las normas que nos hemos dado”, remachó insistiendo en que Colau ha de cumplir la ley.