El Consejo de Ministros aprueba los Presupuestos Generales

El nuevo proyecto de ley de las cuentas del 2016 destina la mitad del gasto a inversión social

0

El Consejo de Ministros dio luz verde al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, que destinará más de la mitad del gasto, el 53,5%, a la partida del gasto social, frente al 33,7% que irá dirigido a las actuaciones de carácter general, el 8,1% para las actuaciones económicas y el 4,8% a los servicios públicos básicos, según avanzó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en una rueda de prensa. Así, de cada 100 euros del Presupuesto, 39 euros se dedicarán a las pensiones, 7 euros al desempleo y las políticas activas y 8 euros a otros gastos sociales. A esto, según Rajoy, habría que sumar los 14 euros adicionales que recibirán las comunidades, que son las que financian los servicios sociales. Además, 10 de cada 100 euros irán a pagar los intereses de la deuda.

Además del gasto social, las cuentas serán “un claro apoyo” al crecimiento y la transformación de la economía en partidas como las inversiones, la financiación de la educación, el fomento del empleo, las ayudas a familias y dependientes o el Plan Crece.

Pese a estas mejoras, las cuentas continúan también “la enorme tarea” de consolidación fiscal que tiene que hacer España. Una tarea “ingrata y difícil”, según Rajoy, pero que ha sido la base de la recuperación económica, porque ha permitido a España pasar de la “prequiebra” del año 2011 a una situación “mucho más razonable” este año.

Las comunidades, por su parte, mejorarán un 8,7% financiación y contarán con 7.400 millones más que hace un año y 2.900 extra gracias al ahorro en el pago de intereses. En total, 10.000 millones más que, según el presidente, ayudarán las regiones a cumplir los objetivos de déficit y a mantener los servicios públicos esenciales como la educación, la sanidad o los servicios sociales. Con estas cuentas, el Gobierno pretendería asentar “con más fortaleza” la recuperación económica en este caso.

Además, se cerraría una “etapa dificilísima” y se abrirá un nuevo periodo de crecimiento “sostenido” y de creación “intensa” de empleo, ahora que el país está entrando en un “círculo virtuoso” de más competitividad, más crecimiento, más empleo, más ingresos y menos impuestos. De hecho, pretenderá fortalecer esa senda de crecimiento para alcanzar “el mejor bienestar”.

Según Rajoy, la aprobación de los Presupuestos culmina “un curso político de enorme actividad” en el que se ha crecido de forma constante.