El Rey Felipe VI recibe al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Zarzuela durante la ronda de consultas. / EFE
Publicidad

El Rey no propuso finalmente ningún candidato a la investidura como presidente del Gobierno tras su ronda de contactos con los representantes de los partidos, una decisión tras la que se abre el camino para la repetición de las elecciones generales el 10 de noviembre. La Casa del Rey hizo público un comunicado tras los dos días de reuniones de Felipe VI con los dirigentes políticos en el que subrayó que ha constatado que no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados “le otorgue su confianza”.

El comunicado explicó que, de acuerdo con lo expresado el pasado 12 de septiembre en la convocatoria de esas consultas, trasladó a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet que no formula una propuesta de candidato, “todo ello a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución”.

Este artículo, en su apartado 5, establece que si transcurrido el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura (en este caso el 23 de julio) ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso.

De acuerdo con ese artículo será el próximo lunes, 23 de septiembre, cuando finalizará ese plazo y se disolverán ya formalmente las cámaras y se convocarán los comicios generales. El comunicado de la Casa del Rey no hizo referencia en ningún momento a la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones, aunque sí citó ese artículo 99 en el que se establece esa previsión constitucional.

El texto hizo público por Zarzuela es prácticamente idéntico al que emitió la Casa del Rey el 26 de abril de 2016, cuando tras el fracaso de la última ronda de contactos que mantuvo entonces tras los comicios del 20 de diciembre de 2015, hubo que repetir las elecciones el 26 de junio de 2016.

En este sentido, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, culpó a PP, Cs y Unidas Podemos de bloquear la formación de Gobierno pese a que los españoles “hablaron claro en abril y en mayo” en cuatro procesos electorales.

Fuerzas políticas

“Dos fuerzas políticas conservadoras y una de izquierdas han preferido bloquear la formación del gobierno. Le pediremos a los españoles que lo digan aún más claro el próximo 10 de noviembre”, dijo Sánchez en una rueda de prensa ante los medios en el Palacio de La Moncloa.

Sánchez apostó por que España entre “de una vez por todas en una senda de estabilidad para avanzar los grandes retos y transformaciones que tiene que abordar el país”.

El presidente del Gobierno en funciones confía, de esta manera, en que los españoles den al PSOE el próximo 10 de noviembre, cuando se repetirán las elecciones, “esa mayoría parlamentaria para que no haya más bloqueos”. Lo necesita, remarcó ante los medios de comunicación, para afrontar desafíos tan importantes que España tiene por delante como el brexit o la sentencia del procés.

El presidente del Gobierno en funciones aseguró que desde las elecciones de abril ha intentado “por todos los medios” formar un Gobierno “moderado” y “sin frentismos”, pero que le ha resultado “imposible”, y por ello, dijo, el país se ve abocado a una repetición de las elecciones generales el 10 de noviembre.