El PSOE dice a Podemos que su oferta es “muy difícil” de rechazar

Los socialistas afirman que sus propuestas están en sintonía con las políticas de la formación morada • Pablo Iglesias defiende la constitución de un gobierno de coalición

24
Pedro Sánchez presentará mañana el documento con 300 medidas que será la base de su acuerdo con Pablo Iglesias.
Publicidad

El Partido Socialista considera que su oferta programática para un gobierno de progreso está “muy en sintonía” con las políticas planteadas por Unidas Podemos por lo que a esta formación le será “muy difícil” de rechazar.

Según informaron fuentes de la dirección socialista, la oferta introduce, en distintas políticas, criterios “de mayor justicia social, fiscal y ecológica” y sitúa “la emergencia climática y la transición ecológica de la economía como uno de los capítulos de prioridad”.

Hoy, lunes, el secretario general del PSOE y presidente en funciones, Pedro Sánchez, informará con detalle de esta propuesta a la Comisión Ejecutiva Federal y “de los pasos” que se darán a continuación.

Pasado el trámite de la Ejecutiva, el martes, día 3, Sánchez presentará, en un acto público, el documento con 300 medidas, que pretenden ser la base de un acuerdo programático, y que hace propias la mayoría de las propuestas de Podemos y de la sociedad civil.

De hecho el documento queda listo para su debate, tras las reuniones que Sánchez y su equipo mantuvieron con hasta 300 colectivos y que tuvieron lugar, a partir de la investidura fallida, y durante la mayor parte de agosto.

Entre las medidas que, según fuentes de Podemos, no deberán faltar en la propuesta está la derogación de la reforma laboral de 2012, la regulación de los precios del alquiler, garantías en el derecho a la vivienda y asunción de responsabilidades en transición ecológica para que esta legislatura haya una ley de cambio climático.

También es previsible que el documento recoja propuestas que garanticen el empleo digno y estable, la apuesta por los servicios públicos, y dedique un capítulo destacado al feminismo y las políticas de igualdad.

Abierta a debate

El PSOE dejó claro que se trata de una propuesta abierta, “que admite debate y que podrá ser ampliada en las conversaciones que se produzcan en próximas fechas”.

Y las primeras en producirse serán el miércoles cuando Sánchez viaje a Cantabria, donde participará en un curso de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo y mantendrá un encuentro con el Gobierno autonómico de Miguel Ángel Revilla (PRC).

En esta reunión, Sánchez abordará con los regionalistas cántabros el apoyo a la investidura, voto con el que ya contó en la fallida del mes de julio.

Entonces, el PRC ya dejó claro que su voto estaba condicionado a inversiones para mejorar las infraestructuras, en particular el AVE. El Ministerio de Fomento ya ha dado el primer paso y ha licitado la redacción del estudio para el nuevo tren Bilbao-Santander.

De esta forma, Sánchez favorece también al País Vasco y precisamente con el PNV se reunirá ese mismo miércoles.

Queda por ver cuándo es el encuentro de los socialistas con los independentistas catalanes que, de momento, no han sido llamados.

Y para la segunda de septiembre, quedan las reuniones de Sánchez con los “partidos de carácter nacional” que se iniciarán con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Coalición

Por su parte, Podemos afirmó ayer que aún queda tiempo para negociar un “Gobierno de coalición progresista” y reprochó al PSOE que prefiera acudir de nuevo a elecciones “para regocijo de la derecha y la extrema derecha”.

La formación encabezada por Pablo Iglesias defendió que un gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos “es lo que la mayoría desea”.

Además, Podemos destaca que los Gobiernos de coalición son “casi la norma y no la excepción” tanto en Europa como en España. Según los datos de la formación morada, 20 de 28 ejecutivos europeos y 13 de los 17 autonómicos lo son.