El PP consigue 22 escaños más y se confirma como líder de la oposición

El auge de Vox deja a los populares a mitad de la ‘remontada’ que presagiaban sus dirigentes

41
El líder del PP, Pablo Casado, saluda a sus simpatizantes en el exterior de la sede del partido en Madrid. / efe
Publicidad

El PP ganó 22 escaños y se situó como el principal partido de la oposición, pasando de 66 a 88 parlamentarios. No obstante, este crecimiento se vio mermado por el auge de Vox y que quitó parte del electorado que esperaba capturar el partido de Casado.

El líder del PP, Pablo Casado, consideró ayer que, tras los resultados electorales, “la pelota está en el tejado” del presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez, y su partido estará “a la espera de lo que plantea”.

En una comparecencia en el exterior de la sede, ante un centenar de personas y junto a los principales cargos del partido, ha destacado que los intereses, los programas y los planteamientos del PP son “incompatibles” con los de Sánchez, aunque también ha dejado claro que el partido “ejercerá su responsabilidad y su alternativa”.

De esta manera, dejó abierta su postura, tras constatar que su partido ha tenido un “buen resultado”, con 21 escaños más que el 28A, pero España ha tenido uno malo para su “gobernabilidad y su futuro” y aseguró que Sánchez ha sido “el gran derrotado” de esta jornada, al quedar con tres escaños menos.

Fuentes del partido insistieron posteriormente que el PP no contempla la abstención para facilitar la investidura de Sánchez, al igual que ha sostenido Casado durante toda la campaña.

“Sánchez ha perdido su referéndum, los españoles le han hecho una moción de censura”, afirmó Casado, quien cree que ahora el PSOE debería “pensar y valorar su futuro”.
Y ante una gobernabilidad que ve más difícil, reiteró que el PP va a “ejercer el liderazgo que los españoles le han dado” como fuerza “moderada y tranquila” y será “muy exigente” con los socialistas.

A Pedro Sánchez le advirtió que ahora “va a tener mucho más complicado” formar Gobierno, pero también le dijo que España “no puede esperar más, no puede seguir rehén de sus intereses partidistas y electoralistas”, por lo que le ha instado a actuar cuanto antes.

Un PP fuerte

Casado puso en valor la mejora de su resultados electorales para concluir que el partido está “fuerte” y que “siempre resurge” cuando alguien intenta sustituirlo y piensa que está en un mal momento, y lo hará en función “de lo que España necesita” y “a partir de mañana mismo”.

Para el líder del PP el partido estuvo “a la altura” en esta repetición electoral porque, en apenas seis meses, ha recuperado un 33 por ciento de sus escaños; sumó más de 600.000 votos; y ha ganado 21 diputados en el Congreso y 24 senadores.

El PP es la “alternativa” al Gobierno de izquierdas que no tendrá ningún problema en “volver a pactar con los independentistas”, según Casado.

Por su parte, la candidata del PP a las elecciones generales por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, celebró el “crecimiento muy importante” del partido en Cataluña, donde pasó de un diputado de los anteriores comicios a dos escaños, con 286.310 votos.

En rueda de prensa la noche de este domingo, ha dicho que no es un resultado para la euforia, pero sí para la alegría: “Somos el primer partido constitucionalista de Cataluña”, ya que considera que el PSOE sale de este camino.