El PIB acelera el ritmo y crece un 0,7% durante el primer trimestre

La demanda externa vuelve a contribuir al crecimiento y se crean 510.000 empleos en un año

El PIB también pisó el acelerador en valores interanuales con un crecimiento del 2,4%, una décima superior al anterior. / e.P.
Publicidad

La economía española creció un 0,7% entre enero y marzo, una décima más que en el trimestre precedente, gracias, principalmente, a la inversión, que pasó de una tasa negativa del 0,2% en el último cuarto de 2018 a mostrar un crecimiento hasta marzo del 1,5%, según el avance trimestral de la Contabilidad Nacional publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El consumo, por su parte, siguió mostrando este trimestre tasas positivas, con avances del 0,3% en el caso de los hogares (una décima menos), del 0,7% en las instituciones sin fines de lucro (siete décimas más) y del 0,4% en las Administraciones Públicas, igualando el crecimiento del trimestre anterior.

El PIB también pisó el acelerador en valores interanuales al mostrar en el primer trimestre un crecimiento del 2,4%, una décima superior al del trimestre anterior. La demanda nacional contribuyó con 2,2 puntos al crecimiento, tres décimas menos que en el último cuarto de 2018, mientras que la demanda externa volvió a tasas positivas y aportó dos décimas, en contraste con las dos décimas que restó en el último trimestre del año pasado.

Con el repunte interanual del 2,4% registrado en el primer trimestre del ejercicio, la economía española acumula 21 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,7% se acumulan 22 trimestres consecutivos de alzas. El crecimiento trimestral del 0,7% avanzado este martes por Estadística supera en una décima las previsiones que había realizado del Banco de España.

El PIB a precios corrientes aumentó un 3,3% en tasa interanual, décimas más que en el último trimestre de 2018. Con ello, el deflactor implícito de la economía avanzó un 0,8%, tasa similar a la del trimestre anterior.

LA INVERSIÓN

Según los datos del INE, el consumo de los hogares desaceleró una décima su crecimiento trimestral entre enero y marzo, desde el 0,4% al 0,3%. Al mismo tiempo, el gasto público mantuvo su crecimiento en el 0,4%, mientras que el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro avanzó siete décimas, en contraste con el estancamiento observado en el último trimestre de 2018.

Por su parte, la inversión retornó a valores positivos en el arranque de 2019 al crecer un 1,5%, frente al retroceso del 0,2% del último trimestre de 2018, por la crecimiento en un 3,8% de la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento. Por contra, la inversión en vivienda moderó siete décimas su avance hasta marzo, desde el 1,3% al 0,6%, y la inversión en productos de la propiedad intelectual disminuyó un 1%, frente al crecimiento del 0,5% del trimestre anterior.

Entre enero y marzo, tanto las exportaciones como las importaciones presentaron tasas negativas, del 0,5% en el primer caso y del 1,1% en el segundo. Esta evolución contrasta con las tasas positivas registradas en el trimestre anterior (en el último trimestre de 2018 las exportaciones aumentaron un 0,7% y las importaciones no experimentaron variación).

En tasa interanual, la economía española creció en el primer trimestre del año un 2,4%, una décima más que en el trimestre anterior, con una menor contribución de la demanda nacional, que se vio compensada con una aportación positiva de la demanda externa.

Los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron en el primer trimestre tasas positivas interanuales, aunque inferiores a las del trimestre anterior en el caso del consumo y superiores en el de la inversión.

Así, el consumo aumentó un 1,5%, medio punto menos que en el último trimestre de 2018, mientras que la inversión aceleró su avance anual hasta el 4,7%, desde el 4,4% anterior.

Dentro de la partida del consumo, el de los hogares moderó seis décimas su crecimiento anual, hasta el 1,4%, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro avanzó cuatro décimas menos que en el trimestre anterior, hasta el 0,1%. El gasto de las administraciones públicas desaceleró su aumento anual dos décimas, desde el 2,2% al 2%.