El Open Arms atraca en Algeciras con más de 300 migrantes a bordo

Los inmigrantes rescatados están siendo atendidos por voluntarios de la Cruz Roja • En total, 137 son menores de edad que serán repartidos en residencias de Algeciras y La Línea

20
El buque Open Arms a su llegada al puerto de Crinavis de San Roque en la bahía de Algeciras, Cádiz.
El buque Open Arms a su llegada al puerto de Crinavis de San Roque en la bahía de Algeciras, Cádiz. / efe
Publicidad

El barco Open Arms arribó ayer sobre las 8:55 horas al puerto de Crinavis, en el término municipal de San Roque (Cádiz), donde los más de 300 migrantes que viajan a bordo están siendo atendidos por unos 30 voluntarios de la Cruz Roja en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) ubicado en el mismo muelle.

Del total de personas rescatadas en el Mediterráneo y trasladada a las costas españolas (308), más de 200 son varones y 137 son menores de edad, que una vez que reciban la primera asistencia van a ser repartidos en residencias de Algeciras y La Línea.

Desde este mismo jueves los más de 300 ocupantes del barco avistaban ya las costas andaluzas desde la cubierta de la embarcación, según confirmó Gerard Canals, jefe de misión de Proactiva Open Arms, a través de un vídeo, que aseguró que la navegación en estas últimas horas estaba siendo “muy cómoda”.

Según los datos facilitados por Open Arms, 101 de los migrantes llegados son de Somalia, 62 de Costa de Marfil, 37 de Mali, 32 de Sudan, 14 de Nigeria o 13 de Guinea. Además, viajaban a bordeo del buque personas procedentes de Burkina Faso, Camerún, Chad, Egipto, Gambia, Senegal, Siria, Liberia o Sierra Leona.

mantas y medicamentos

El director de Open Arms, Oscar Camps, señaló que los 308 migrantes desembarcados tras ser rescatados en el Mediterráneo llegaron “fatigados” al puerto de Crinavis, en San Roque (Cádiz), porque “el único puerto disponible es el que estaba más lejos de todo el Mediterráneo y navegaron 1.100 millas en invierno en la cubierta de un barco”. “Hemos tenido que hacer milagros para poder hacerles llegar mantas, medicamentos y comida”, añadió.

En declaraciones a los periodistas, Camps afirmó que la llegada “ha sido tranquila”. “A las 8:55 hemos atracado en el muelle y el desembarco por grupos de diez ha empezado un poco más tarde después del proceso administrativo”, explicó el director de Open Arms, que indicó que primero se desembarcó a mujeres con niños, luego a menores solos y después a adultos.

Asimismo, afirmó que los tripulantes “están bien” y señaló que hay alguna embarazada con molestias propias del estado de gestación, “pero todos bastante bien”.

Oscar Camps afirmó que desconoce el destino de los rescatados, aunque apuntó que hay personas de 19 nacionalidades distintas, “muchas de ellas con derecho a asilo”.

El director de Open Arms criticó que “se ha pasado de la inacción propia de la Unión Europea a un bloqueo”. Camps señaló que Malta “ha sido el único país que por escrito ha negado el suministro, teniendo que hacer 1.200 millas para poder llevar comida y manta aunque se tenía una nave en Malta con suministros”.

En este sentido, añadió que el resto de países “ni siquiera ha contestado, lo cual es impropio de la UE no dar ni siquiera respuesta”.

“Lamentamos mucho esta situación y pedimos a la UE que exija que se cumpla con los convenios a los que están suscritos los países. Estamos hablando de vidas humanas”, concluyó.

Cabe recordar que Save The Children está atendiendo a los menores y alertó de que hay casos de “especial vulnerabilidad” de menores. Lo prioritario, según explicaron, es determinar la edad de los migrantes, hablarles en su lengua e intentar que expliquen ellos mismos los motivos por los cuales emprendieron su viaje migratorio con el fin de que el personal de esta ONG les informe de las opciones que tienen en España.