El INE revisa a la baja el crecimiento del PIB de 2018, 2017 y 2016

El promedio absoluto de la comprobación de toda la serie analizada es de cuatro décimas

15
El INE revisó a la baja el crecimiento de 2018, desde el 2,6% al 2,4%. / e. P.
Publicidad

El Instituto Nacional de Estadística (INE) revisó dos décimas a la baja el crecimiento del PIB de 2018, desde el 2,6% al 2,4%, en el marco de la ‘Revisión Estadística 2019’, una revisión extraordinaria regular de carácter armonizada que la UE recomienda realizar al menos cada cinco años. La última fue en 2014 y la próxima se hará en 2024.

Con los datos revisados, el PIB a precios corrientes alcanzó en 2018 los 1.202.193 millones de euros, unos 5.000 millones de euros menos que los estimados antes de la revisión. Aún así, la cifra es un 3,5% superior a la de 2017 (una décima menos de lo que se anticipó el pasado mes de marzo).

Al haberse recalculado el PIB de 2018, los datos de déficit y deuda pública también podrían verse afectados, aunque habrá que esperar a conocer en qué magnitud cuando los publiquen la IGAE y el Banco de España.

El organismo estadístico ha realizado esta revisión sobre las cuentas nacionales de manera coordinada con el Banco de España, que ha efectuado su propia revisión en las cuentas financieras de los sectores institucionales y en la balanza de pagos, y con la IGAE en lo que respecta a las cuentas de las Administraciones Públicas.

Esta revisión efectuada por el organismo estadístico abarca el periodo 1995-2018 y, en general, ha tenido como resultado rebajas en los crecimientos del PIB publicados anteriormente por el INE o caídas ligeramente más pronunciadas en los años en los que la economía decrecía. En algunos casos, el efecto ha sido positivo.

El promedio absoluto de la revisión de toda la serie analizada es de cuatro décimas. Esto, según el INE, sería la intensidad de la revisión efectuada. La media de las revisiones negativas es de medio punto y el promedio de las positivas de dos décimas. Generalmente, la revisión es positiva hasta 2002, pero a partir de dicho ejercicio es negativa.

Por ejemplo, en 2016, el crecimiento del PIB se ha revisado dos décimas a la baja, hasta el 3%, mientras que en 2017 se rebajó una décima, desde el 3% al 2,9%. En cambio, el crecimiento de la economía española de 2015 fue dos décimas superior al estimado (3,8% frente a 3,6%).

La revisión del PIB de los años 2018, 2017 y 2016 no es sólo fruto de esta ‘Revisión Estadística de 2019’, sino que incorpora también información adicional que cuando se difundieron los datos de dichos ejercicios no se tenía, por lo que puede decirse que los nuevos datos de estos tres años son objeto de dos revisiones (la habitual que se hace en septiembre y la extraordinaria). En cambio, la revisión del periodo 1995-2015 es fruto únicamente de la ‘Revisión Estadística de 2019’.

Según fuentes del INE, esta recomendación voluntaria de revisar la estadística cada cinco años se realiza para incorporar mejoras y mantener la “frescura” de las estadísticas. Todos los países europeos la van a realizar. Algunos ya la han publicado pero la gran mayoría lo hará a finales de septiembre.

Teniendo en cuenta sólo el ejercicio 2018, con los cambios efectuados en estas revisiones, el PIB creció un 2,4%, dos décimas menos de lo estimado anteriormente, con una contribución de la demanda nacional tres décimas inferior (desde el 2,9% al 2,6%) motivada por un consumo de los hogares cinco décimas más bajo de lo calculado sin la revisión (1,8% frente a 2,3%). También se ha revisado a la baja el gasto público, desde el 2,1% al 1,9%. En cambio, la inversión creció cinco décimas más de lo publicado, desde el 5,6% al 6,1%.

En el caso del empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, en 2018 creció un 2,5%, tasa similar a la estimada el pasado mes de marzo. En otros ejercicios, como el 2016, el efecto de la revisión es negativo, contabilizándose en torno a unos 80.000 empleos menos de los calculados previamente, según fuentes del INE.