El BCE optará por una combinación de medidas para impulsar la inflación

Su vicepresidente, Luis de Guindos, recalca que se “actuará” si no mejoran las previsiones

30
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. / Europa press
Publicidad

El Banco Central Europeo (BCE) podría recurrir a una combinación de acciones dirigidas a restaurar la inflación de acuerdo con su objetivo de estabilidad, según indicó el vicepresidente de la institución, Luis de Guindos, subrayando que en el caso de detectar un desanclaje de las expectativas de inflación el banco central de la zona euro “actuará”.

“Para nosotros la estabilidad de precios es clave, es nuestro mandato y, si vemos que las expectativas de inflación comienzan a desanclarse, actuaremos”, afirmó el banquero español en una entrevista con la cadena estadounidense CNBC.

En este sentido, el vicepresidente del BCE señaló ayer que la institución podría recurrir a “una combinación de acciones” para demostrar su determinación de actuar.

“Tenemos una amplia gama de instrumentos disponibles: tenemos la orientación a futuro, tenemos TLTRO (operaciones de refinanciamiento a largo plazo y específicas), tenemos la reinversión de los vencimientos de nuestros balances generales, por lo que hay una amplia gama de instrumentos que podríamos usar, y el QE es parte de ellos”, apuntó.

En cuanto a la reacción de los mercados, De Guindos señaló que estos “a veces aciertan, a veces se equivocan y algunas veces son excesivamente cortoplacistas”. “Tenemos que ser constantes, nuestro mensaje es muy claro: hay riesgos, riesgos importantes, están inclinados a la baja y si empiezan a materializarse reaccionaremos”, añadió.

Por otro lado, el vicepresidente del BCE advirtió de que en el caso de que las tensiones comerciales empeoren no será una buena noticia para la economía mundial y europea, por lo que ha expresado su confianza en que, finalmente, prevalezca el sentido común y EEUU y China logren alcanzar un acuerdo.

“Si el conflicto comercial se intensifica, no será una buena noticia para la economía mundial, ni será una buena noticia para la economía europea, puesto que somos una economía abierta para la que las exportaciones son muy importantes, así que espero que finalmente prevalecerá el sentido común y que China y EEUU serán capaces de llegar a un acuerdo”, destacó.