Díaz espera que las elecciones permitan “reformar” Andalucía

La presidenta de la Junta lamenta los “bochornosos casos de corrupción” acontecidos.

0

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, pidió ayer que la “renovación democrática” de las instituciones que se afrontará en los próximos meses con las elecciones autonómicas del 22 de marzo y las municipales del 24 de mayo sirvan para que “Andalucía coja impulso, acelere el ritmo y acometa sin demora y con fuerza todos los cambios que tenga que hacer y todas las reformas que sean necesarias y urgentes para situar a esta tierra en el sitio que merece”.

Díaz lanzó este mensaje en el Teatro de la Maestranza de Sevilla durante su discurso en el acto institucional de entrega de las Medallas de Andalucía en el Teatro de la Maestranza tras la intervención del director de cine sevillano Alberto Rodríguez, distinguido este año como Hijo Predilecto.

En dicho acto estuvieron presentes, además de los galardonados, los expresidentes de la Junta Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. No estuvieron los candidatos a las elecciones autonómicas de PP-A, Juanma Moreno, ni de IULV-CA, Antonio Maíllo.

Aludiendo a la cita electoral de las autonómicas, Díaz se mostró “segura” de que “cualquiera que sea la decisión libre que tomen los ciudadanos el próximo 22 de marzo, será una decisión buena para Andalucía y buena para el futuro de los andaluces”, por lo que considera que los partidos políticos deben “actuar con altura de miras” y que “debemos esforzarnos por actuar con ejemplaridad y generosidad hacia nuestro pueblo”.

En su intervención, la jefa del Ejecutivo andaluz destacó que en los 35 años transcurridos desde el acceso a la autonomía plena “las sucesivas generaciones de andaluces han recorrido un largo camino no exento de dificultades y muchos tropiezos, en el que no todas las cosas han salido bien ni todos los problemas se han solucionado, especialmente el paro, con una tasa insoportable en nuestra tierra”.

También lamentó que “han ocurrido algunas cosas que nunca deberían haber ocurrido en Andalucía”, citando “expresamente los bochornosos e inexplicables casos de corrupción que hemos padecido”, pero advirtió a su vez de que “seríamos injustos si no viéramos el enorme avance y transformación experimentado en los últimos años” por la comunidad

Susana Díaz reivindicó además a Andalucía como “garantía de convivencia armónica entre todos” en el conjunto de España e hizo una apuesta “firme en defensa de la universidad pública y gratuita” porque, según argumentó, “la educación es el combustible para cambiar la sociedad a mejor”. Consideró que la educación “es fuente de progreso y cohesión”.

La presidenta de la Junta hizo referencia a los andaluces en el exterior, especialmente los jóvenes, expresando su deseo de que “puedan volver cuanto antes a su casa, con su gente y que sea aquí donde su talento lleve a Andalucía donde le corresponde”.