Detienen a 50 personas por fraude mediante la copia tarjetas de crédito

Los responsables de la trama lograron estafar más de un millón de euros mediante el robo de datos que después volcaban en cédulas falsas para realizar compras ficticias

2

La Policía Nacional detuvo a 50 personas en Madrid, León, Barcelona, Sevilla, Albacete y Valencia como responsables de una trama que había logrado defraudar más de 1 millón de euros mediante el robo de datos de tarjetas de crédito, que después eran volcados en tarjetas falsas. Los detenidos, en su mayoría residentes en la Comunidad de Madrid, compraban datos de tarjetas bancarias para crear clones de estas tarjetas y utilizarlas de forma fraudulenta.

Las tarjetas que creaban mediante este sistema eran empleadas después para realizar compras ficticias en establecimientos comerciales conniventes con los que luego se repartían el dinero, como una agencia de viajes virtual en la que compraban billetes de avión o tren así como estancias en hoteles. Solamente a través de está página web habrían defraudado más de 50.000 euros, según las estimaciones de la Policía.

La investigación se inició hace un año sobre un grupo de individuos de origen nigeriano, localizados en la Comunidad de Madrid, que se estaría dedicando al uso fraudulento de tarjetas bancarias, como explicaron los responsables de la operación. Éstos, eran los responsables de contactar con proveedores de numeraciones de tarjetas de crédito procedentes en su mayoría de China y EE.UU., que después volcaban en las bandas magnéticas de tarjetas nuevas. Para ello, la trama disponía de cuatro laboratorios de falsificación en Madrid con lectores y grabadores de tarjetas, ordenadores, impresoras, soportes en blanco y otros materiales para realizar las imitaciones. Además, los agentes se incautaron de un ordenador portátil con el que uno de los detenidos lograba falsificar ‘in situ’ tarjetas con las que reservaba estancias en hoteles.

Junto con los responsables de la obtención de datos y falsificación de las tarjetas, la organización contaba también con otros miembros cuya función era emplear las tarjetas fraudulentas en comercios y cajeros automáticos para obtener dinero líquido o productos que luego se vendían en el mercado negro.

En cuanto a los detenidos, la mayoría de ellos fueron apresados Madrid, un total de 23 personas de nacionalidades nigeriana, dominicana, guineana, polaca, paquistaní y española. Durante la operación se registraron 13 inmuebles en la comunidad y se han incautado de 12.770 euros en efectivo, 80 teléfonos móviles, 32 tarjetas SIM, documentos falsos y objetos adquiridos mediante este sistema de fraude. Además, mediante el análisis de los documentos requisados se logró identificar varios negocios que colaboraban con la trama. Parte de los detenidos son empresarios, en su mayoría del sector de la hostelería.