Los agentes de la Guardia Civil registran las instalaciones de Magrudis. / efe
Publicidad

La Guardia Civil detuvo a cinco personas vinculadas a la empresa Magrudis, entre ellos al gerente y a sus dos hijos, tras los registros de varias horas realizados por orden del juzgado de instrucción 10 de Sevilla, que investiga el brote de listeriosis detectado en agosto. A la espera de si la Guardia Civil determina si pasan a disposición judicial o quedan en libertad, los detenidos permanecen en dependencias del Instituto Armado en Sevilla, después de que tres de ellos hayan sido trasladados a varios inmuebles que la jueza, Pilar Ordóñez, ordenó registrar.

Tres de los cinco detenidos son el gerente de la empresa, José Antonio Marín, y sus dos hijos, uno de ellos el administrador y socio único, Sandro José Marín Rodríguez, según informaron fuentes de la investigación. La jueza, que estuvo presente en los registros asistida por el secretario judicial, ordenó el registro de varios inmuebles propiedad de Magrudis.

Según pudo comprobar Efe, sobre las 12:15 Marín Rodríguez y otro responsable de la empresa entraron junto a varios agentes a la nave industrial de Magrudis en Sevilla, un lugar que abandonó unas dos horas después para ser trasladado a dependencias policiales. En dicha nave se produjeron registros por parte de agentes de la Unidad Central Operativa del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, encargados de medio ambiente y consumo.

Nada más conocer estos hechos el Gobierno andaluz, por boca del consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, Elías Bendodo, anunció la presentación de una querella contra Magrudis y ofreció “toda la colaboración” del Ejecutivo a la Justicia y las fuerzas de seguridad.

“No nos va a temblar el pulso y vamos a llegar al final con todas las consecuencias porque no queremos que esto vuelva a ocurrir”, añadió Bendodo, que recordó que la Junta presentó en su momento dos denuncias ante la Fiscalía y sostuvo que “será la Justicia la que dirima las responsabilidades penales”.

Oposición

La operación policial fue aprovechada por los partidos de la oposición en Andalucía —PSOE y Adelante Andalucía— para pedir el cese del consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. El portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista, Rodrigo Sánchez Haro, reclamó el “cese inmediato” del titular andaluz de Salud, y añadió que la dimisión de Aguirre “debe ser un hecho consumado” y dijo no entender por qué “aún sigue en su cargo” al frente de Salud.

Por su parte, la coordinadora de Podemos Andalucía y presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, exigió de nuevo la dimisión del consejero. “Meses después llegan detenciones y registros pero Aguirre necesitó tres muertes, siete abortos y 200 afectados para darse cuenta. Debe dimitir”, aseguró.

La jueza Pilar Ordónez admitió a trámite la querella presentada por FACUA-Consumidores en Acción contra Magrudis SLU, como responsable del brote de listeriosis que provocó una alerta sanitaria el pasado 15 de agosto y ordenaba la apertura de diligencias previas para investigar los presuntos hechos delictivos.