Detenido el principal sospechoso de la desaparición de la peregrina

El arrestado, natural de Madrid y vecino de la localidad de Castrillo de los Polvazares, era el propietario de una de las fincas donde la Policía Nacional había centrado la búsqueda

1

Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer viernes en Asturias a un hombre en relación con la desaparición de Denise Thiem, la peregrina estadounidense desaparecida el pasado mes de abril en el entorno de Astorga (León) mientras estaba realizando el Camino de Santiago, según informaron fuentes policiales. Estas mismas fuentes precisaron que los investigadores estaban tratando de determinar el grado de relación que el arrestado guardaba con este suceso que incluso había provocado la atención de las autoridades norteamericanas.

El detenido, de unos 40 años, era vecino de la localidad de Castrillo de los Polvazares , perteneciente al municipio de Astorga y, según fuentes vecinales, vivía a las afueras en una casa de madera situada casi en pleno monte, entre el pueblo y Santa Catalina. Las últimas investigaciones apuntaban que el sospechoso era dueño de uno de los terrenos en los que los investigadores buscaban a la mujer desaparecida.

Las autoridades aseguraron, además, la suspensión de los trabajos de búsqueda que se habían reiniciado esta semana para continuarlos en presencia del arrestado ya que una de las zonas donde se buscaba era de su propiedad. Según las fuentes policiales consultadas, los policías que investigaban el caso sospecharon de su implicación desde hace meses e incluso llegaron a entrevistarse con él en el marco de las pesquisas, si bien no llegaron a tomarle declaración formalmente.

Especialistas en subsuelo de la Policía Nacional comenzaron este jueves un nuevo dispositivo de búsqueda para intentar localizar a la mujer. Por el momento no se había encontrado ningún rastro de la peregrina y se desconocían los días que podría prolongarse este nuevo dispositivo de búsqueda.

Los últimos datos que se tienen de Denise Thiem, de 41 años y rasgos filipinos, datan de la noche del 3 al 4 de abril, cuando se alojó en un albergue de Hospital de Órbigo. Además, el día 4, la desaparecida envió un correo electrónico a una amiga contándole que se dirigía a Astorga. Finalmente el día 5 de abril comenzaría su búsqueda.