Detenido el líder de Los Castañas, capo del tráfico de hachís

Antonio Tejón, capturado en una amplia operación de la Policía Nacional en La Línea de la Concepción, ingresa en la cárcel de Algeciras tras llevar 19 meses fugado de la justicia

128
Momento en el que Antonio Tejón, líder de Los Castañas, es trasladado a los juzgados en un coche de la Policía Nacional.
Momento en el que Antonio Tejón, líder de Los Castañas, es trasladado a los juzgados en un coche de la Policía Nacional. / EFE
Publicidad

Antonio Tejón, uno de los principales narcotraficantes del Campo de Gibraltar, detenido en la noche del miércoles tras llevar 19 meses fugado de la justicia y considerado como uno de los líderes de la organización conocida como Los Castañas, ingresó en la prisión de Botafuegos en Algeciras (Cádiz).

Según explicó la Policía Nacional y Agencia Tributaria en una nota, tras numerosas gestiones, los agentes tuvieron conocimiento de que el detenido frecuentaba una vivienda de esta localidad gaditana y establecieron un dispositivo de vigilancia en el que les llevó a contrastar la información.

En este sentido, señalaron que las gestiones fueron complicadas debido a la ubicación donde se encontraba el investigado, con calles angostas y donde residen otras personas relacionadas con él, así como al breve espacio de tiempo que permanecía en el inmueble y a las medidas de seguridad que utilizaba para entrar y salir, que eran reforzadas por terceras personas desconocidas por los investigadores.

Por ello, más de 100 agentes se desplegaron en la zona para garantizar el éxito de la operación, prevenir posibles altercados y realizar la entrada y registro en dos inmuebles, siendo finalmente localizado y detenido en el interior de una de las viviendas.

El detenido llevaba huido desde finales del año 2016, cuando se llevó a cabo la ‘operación Ronal’ que permitió la detención de 30 personas y la incautación de una tonelada de estupefaciente y 350.000 euros en efectivo. Entonces, un dispositivo de más de 150 agentes permitió la detención en Cádiz y Marruecos de 30 presuntos miembros de Los Castañas en un operativo culminado a finales del año 2016.

Los agentes registraron entonces 21 domicilios y naves en la provincia gaditana e intervinieron una tonelada de hachís, 350.000 euros en efectivo, 16 vehículos, tres embarcaciones semirrígidas, varias armas de fuego, 17 inmuebles por valor de tres millones de euros y se bloquearon 24 cuentas pertenecientes a diferentes personas físicas y jurídicas.

El papel de Marruecos

No obstante, a pesar del amplio dispositivo desplegado, varios de los investigados se dieron a la fuga huyendo a Marruecos, por lo que se inició una comunicación bilateral que propició el desarrollo de una investigación conjunta con las autoridades policiales del Reino de Marruecos, coordinada y dirigida por la Consejería de Interior de la Embajada de España en Rabat, al objeto de lograr la detención de los investigados que se encontraban ocultos en el referido país.

Los Castañas, según la Policía, monopolizaban el tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar y ocultaban la droga inmediatamente después de su desembarco en diferentes fincas de la zona de El Zabal, barrio de La Línea de la Concepción.

Estos no solamente realizaban transportes para su organización, sino que también cobraban elevadas sumas de dinero alijando toneladas de hachís para distintas organizaciones criminales, gracias a la amplia infraestructura que poseen en la zona de La Línea para llevar a cabo con éxito este tipo de operaciones.

Los investigados disfrutaban de un altísimo nivel de vida, realizando viajes de alto coste, acudiendo a grandes acontecimientos deportivos, alojándose en hoteles de gran lujo, adquiriendo coches de alta gama y viviendas de lujo.

El comisario de la Policía Nacional en La Línea de la Concepción, Francisco López, calificó de “muy relevante”, así como de “éxito y logro importante”, la detención de Antonio Tejón, al constituir “el principal elemento que controla el narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar”.

Por su parte, el comisario de la Policía Nacional en Algeciras, Luis Esteban, afirmó que “ha caído uno de los fugitivos más buscados de la zona e irán cayendo todos”. “Aquí nunca ha habido impunidad y el estado de legalidad seguirá rigiendo. Esto es solo un ejemplo más de la fuerza y la intensidad con la que se está actuando”, concluyó.