Desayuno saludable, niños sanos

Un estudio afirma que los padres no enseñan a sus hijos a comer de forma equilibrada

2

Hoy se celebra el Día Mundial de la Alimentación, aunque en España no estamos para fiestas. Los niños desayunan mal porque los padres no les enseñan a hacerlo de forma equilibrada al no disponer de una información nutricional «adecuada» para aconsejar a sus hijos, según se desprende de un estudio en el que participaron de 4.300 consumidores.

El informe pone de manifiesto que uno de cada cinco padres reconoce que sus hijos «no desayunan bien», mientras que un 59 por ciento piensa que sus vástagos lo hacen de forma equilibrada. Sin embargo, a la luz de los datos obtenidos, no es así. De hecho, alerta de que un 21 por ciento de los progenitores «reconoce que son los responsables de que sus hijos adquieran este importante hábito».

Según los médicos, un desayuno equilibrado se compone de una porción de fruta (entera o en zumo), una de lácteos y otra de derivados de harina (pan o galletas), pero la primera de ellas solo se encuentra en el 10 por ciento».

En este sentido, se afirma que la fruta «debería estar en todas las mesas» y agrega que «tan solo algo más de un tercio de los menores toman leche, sola o combinada con cacao soluble». A su vez, el trabajo apunta que el alimento «más abundante» es el que componen los derivados de la harina y, en el porcentaje «más significativo», esta presencia se hace con piezas de bollería, menos recomendables.

Finalmente, el informe destaca la variedad de productos que se comen y concreta que un 70 por ciento está compuesto solo por leche o café; un 35 por zumo; y, en menor medida, por leche, bebidas de soja o yogures. También sostiene que el pan «es el rey de los alimentos sólidos», ya que está presente en un 71 por ciento de los desayunos.