Los arrestados pinchaban las ruedas al vehículo de las víctimas.
Los arrestados pinchaban las ruedas al vehículo de las víctimas. / e.p.
Publicidad

Los Mossos d’Esquadra detuvieron a un hombre y a una mujer que pertenecían a una organización criminal que se dedicaba a robar a turistas en las áreas de servicio de la carretera C-25 (Eix Transversal) y la autopista AP-2, y que sustrajeron artículos y dinero por valor de 50.000 euros.

Según informó la policía catalana el lunes en un comunicado. Los detenidos son una mujer de 37 años y un hombre de 45, de nacionalidad armenia y serbia y vecinos de Llinars del Vallès (Barcelona) que presuntamente utilizaban especialmente el método ‘pincharuedas’ para despistar a los conductores y robar.

En la mayoría de casos, pinchaban las ruedas al vehículo de la víctima, y la seguían hasta que ésta se detenía en el arcén y aprovechaban para robar, mientras que en otras ocasiones obligaban a las víctimas a detenerse advirtiendo problemas ficticios y cuando el conductor detenía el vehículo también aprovechaban para robar.

Durante el mes de septiembre, la policía registró un aumento de hurtos en el interior de vehículos en turistas que circulaban por las citadas vías, y a raíz de las denuncias iniciaron una investigación.

Miembros de la organización criminal actual formaban parte de la banda criminal desarticulada en julio y que cometía este tipo de delito en la autopista AP-7.