Defensa da por concluido el rescate del piloto accidentado en La Manga

La ministra Margarita Robles recalca en su visita a la Academia General del Aire que hay que ser prudentes con la investigación que está en marcha • El funeral podría ser hoy

143
La ministra recuerda que desde hace siete años ningún avión de la Academia ha sufrido un accidente mortal.
Publicidad

La ministra de Defensa, Margarita Robles, informó ayer de la conclusión de las labores de búsqueda del cuerpo del comandante Francisco Marín, fallecido tras estrellarse el avión que pilotaba en aguas del mar Menor.

Durante su visita a la Academia General del Aire, Robles recalcó que el juez que investiga el caso, su ministerio y la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) llegarán “hasta el final” para determinar las causas del accidente mortal del pasado 26 de agosto.

La CITAAM realiza un examen “muy exhaustivo”, recalcó Robles, quien agregó que el C-101 tiene unos niveles de seguridad “totales”.

La titular de Defensa, que se reunió ayer en privado con la familia de Marín, añadió que hay que ser “muy prudentes” con una investigación que está todavía en marcha y aún se están encontrando partes “muy importantes” del reactor C-101 que pilotaba Marín.

Añadió que este caza realiza las pruebas con “absoluta seguridad”, con un porcentaje de siniestralidad “muy mínimo”, al tiempo que recordó que desde hace siete años ningún aparato de la Academia General del Aire ha sufrido un accidente con víctimas mortales.

Además, remarcó que el Ministerio de Defensa sigue con el plan previsto de reemplazar este modelo de instrucción, cuyo ciclo de vida útil concluirá en 2021, para lo cual se invertirán 225 millones de euros, tal y como aprobó el Consejo de Ministros el pasado mes de julio.

Respecto al cuerpo de Marín, instructor de la Academia del Aire, Robles indicó que están a la espera de la decisión del juez sobre los restos humanos rescatados para celebrar las honras fúnebres por el piloto, posiblemente hoy.

La titular de Defensa se reunió con el Grupo de Fuerzas Aéreas, una representación de instructores, cadetes de la Academia del Aire, y con parte del operativo del rescate del aparato y del comandante.

“Han sido momentos muy duros y ha sido un golpe fuerte para la Academia general del Aire”, admitió Robles, pero añadió que los españoles se sienten “muy seguros” sabiendo que el Ejército del Aire cuenta con los “mejores pilotos” para defender a España y para realizar acciones en el exterior.