La decisión del juez se acordó a instancia de la Fiscalía Anticorrupción. / e.p.
Publicidad

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, acordó a instancias de la Fiscalía Anticorrupción que la representación legal del BBVA acuda a declarar como persona jurídica investigada en el ‘caso Villarejo’ el próximo 24 de septiembre, según las fuentes consultadas por los medios de comunicación.

La citación, que firmó el juez de refuerzo Alejandro Abascal en ausencia del titular del juzgado, se produjo después de que el magistrado aceptase la petición de Anticorrupción de investigar a la entidad financiera por los contratos que mantuvo con empresas del comisario ahora jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo a lo largo de 13 años y por importe estimado en más de 10 millones de euros.

En concreto, el BBVA, que solicitó sin éxito personarse en la causa como persona jurídica perjudicada, está investigada por presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios por unos encargos que van desde supuestas tareas de espionaje para frustrar la entrada en el banco de la constructora Sacyr, hasta frenar la supuestas extorsión de una asociación de consumidores pasando por analizar la situación de morosos como Martinsa o Prasa.

El BBVA está investigado en la novena pieza separada de esta macrocausa que ya tiene 13 líneas distintas y que se prevé superará la veintena antes de que acabe el año, habida cuenta de la multitud de ‘proyectos’ y clientes del “clan parapolicial” mafioso que habría estado liderando Villarejo a través de sus empresas y de los que dejó constancia en los más de 40 terabytes de información que se le intervinieron cuando fue detenido, en noviembre de 2017.

Hasta la fecha, una decena de altos cargos del banco cuando se celebraron esos contratos han sido llamados a declarar como investigados en la Audiencia Nacional, incluido el que fuera CEO de la entidad, Ángel Cano, y el otrora jefe de Seguridad, Julio Corrochano, de quien se presume era el interlocutor de Villarejo y para quien el juez impuso una fianza de 300.000 euros.

Asimismo, están investigados su sustituta en el cargo, Inés Díaz Ochagavia; el jefe de grupo en el equipo de Seguridad del banco Nazario Campo Campuzano; el director de Red Banca Comercial en la entidad Ignacio Pérez Caballero; el que fuera jefe de Riesgos para España y Portugal y después responsable de BBVA Real Estate Antonio Béjar González, el miembro hasta 2018 del Comité de Dirección Ricardo Gómez Barredo y a su ex director de Finanzas, Javier Malagón Navas.

Béjar

Todos a excepción de Béjar, que ya ha acudido en dos ocasiones a la Audiencia Nacional y ha prestado declaración, se han venido acogiendo a su derecho a guardar silencio por el secreto de actuaciones, que impide a los afectados conocer lo que obra en la causa contra ellos.

No obstante, el BBVA viene anunciando su absoluta disposición a colaborar con la justicia, ante la que ya habría presentado un informe ‘forensic’ encargado expresamente para conocer el pormenor de las relaciones con las mercantiles de Villarejo durante la etapa bajo la lupa, cuando presidía la entidad Francisco González.