De izda a dcha Cristina Villanueva, Miguel Vilas, Carmen Calvo, Javier Cercas y José Creuheras. / EFE
Publicidad

Los escritores Javier Cercas y Manuel Vilas, ganador y finalista, respectivamente, del Premio Planeta 2019, defendieron ayer la utilidad de la literatura para “salvar vidas”.

Así lo indicaron en la presentación de ‘Terra Alta’ y ‘Alegría’, las novelas con las que Cercas ganó y Vilas quedó finalista del Premio Planeta, en un acto celebrado en el Instituto Cervantes con el presidente del grupo Planeta, José Creuheras, y al que asistió la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Un galardón que es para la cultura española más que un premio, “una institución”, según recalcó la vicepresidenta del Gobierno, que también destacó que hace “mucha falta” que se lea “en los términos de reflexión a los que la lectura obliga”.

En este sentido, reivindicó el lema de una campaña de lectura de hace años que decía ‘Más libros, más libres’: “es un mensaje muy necesario”, indicó Calvo para después recordar que España es una gran potencia editora, pero tiene que crecer en lectura.

Javier Cercas indicó que los libros cambian la forma de ver el mundo “y los grandes libros de verdad son capaces de salvar vidas”. La literatura es útil siempre y cuando no se lo proponga, porque si no “se convierte en propaganda o pedagogía”, indicó.

‘Terra Alta’ es una novela policíaca que transcurre en la comarca catalana que lleva ese nombre, un lugar donde “nunca pasa nada”. Allí, en 2021, transcurre la vida de un mosso d´Escuadra anónimo, el que precisamente abatió en Cambrils en agosto de 2017 a cuatro terroristas yihadistas y cuya identidad fue protegida por sus mandos.

En la Terra Alta, un lugar desolado donde transcurrió la Batalla del Ebro de la guerra civil, es donde este personaje encontrará finalmente su sitio en el mundo, su “patria” porque es donde crea una familia, indicó Cercas.

La acción transcurre en 2021 y en la novela “nadie dice una palabra del procés, de la crisis o de Cataluña. Será que se nos ha aparecido el espíritu santo y todo se ha arreglado. No ha división, no hay crisis alguna y alguien ha ganado las elecciones y lo ha arreglado”, bromeó el escritor.

Manuel Vilas destacó también la “utilidad de la literatura” en su papel de “necesidad social”: “sigo vivo gracias a la literatura, no como escritor sino como lector”, indicó el autor de ‘Alegría’, continuación de su exitosa novela ‘Ordesa’.

Ambas tienen un “fundamento autobiográfico importante”, señaló Vilas, que explicó que ‘Alegría’ da voz a un narrador que se da cuenta de que el sentimiento de alegría es el más importante.

La novela es el empeño persistente de convertir todo en alegría, a pesar del personaje antagonista del narrador que le recuerda que “todo es ilusión y falacia”, agregó Vilas, quien consideró que tanto su obra como la de Cercas coinciden en ser libros sobre la familia.

Y también destacó su coincidencia con las opiniones de Javier Cercas: “somos un matrimonio aburridísimo porque pienso lo mismo que él”, recalcó.