El presidente del PP, Pablo Casado, envuelto en banderas de España durante el acto organizado en Málaga con motivo de la Fiesta Nacional.
El presidente del PP, Pablo Casado, envuelto en banderas de España durante el acto organizado en Málaga con motivo de la Fiesta Nacional. / efe
Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, volvió a asegurar ayer que en Cataluña “se puede decir alto y claro que tenemos que aplicar el 155” de la Constitución “para que se respete la unidad de España”. Asimismo, manifestó que, cuando gobiernen, las instituciones penitenciarias “serán gestionadas, como la educación, la sanidad, como la Policía, con competencia de titularidad estatal”, aunque se pueda gestionar a nivel autonómico.

Casado, que clausuró un acto en Málaga con motivo del Día de la Hispanidad ante más de 1.700 asistentes, se refirió a Cataluña, donde dijo que, “por desgracia” la situación “empieza a parecerse en algunos puntos a la “kale borroka abertzale”. Asimismo, habló sobre los últimos acontecimientos ocurridos: “Eso está pasando con la complicidad o al menos con la inacción de los partidos que deberían estar desde el Gobierno de España poniendo coto a eso”.

“Que pongan orden en Cataluña, que no es cuestión de radicalidad, de xenofobia, de supremacismo, que también, es una cuestión de seguridad, de que no se puede vivir en las calles sin el riesgo de que te insulten, amenacen o que vayan al colegio de tus hijos a humillarlos porque hablen en un idioma u otro”, sostuvo.

Así, dijo que eso “es lo que queremos combatir y lo queremos hacer igual que con el nacionalismo abertzale, con un combate sólo con la ley pero con toda la ley”, agregó. A renglón seguido, volvió a decir que en Cataluña se puede ya poner en práctica las previsiones de la Ley de Partidos para “ilegalizar a los que no condenen o que toleren la violencia; el cierre de la financiación de esos partidos, para que no puedan recibir ningún dinero público para luego hacer lo que hacen en las calles”.

Prosperidad

“Ya se puede decir alto y claro en Cataluña que hay que aplicar otra vez el 155 para que se respete la unidad de España, la legalidad, la prosperidad, y la convivencia”, señaló, agregando que se tiene que aplicar con la extensión que haga falta “para acabar con esta pesadilla”.

Así, se preguntó, entre otras cosas, “cómo es posible que en España, una comunidad autónoma tenga un régimen carcelario distinto al resto de autonomías”, o cómo es posible que en las cárceles haya un régimen de visitas, de patios “distinto a cualquier preso preventivo sólo porque son los que mandan en el Gobierno que gestiona esa cárcel”. “Eso sólo pasa en los narcoestados, donde hay presos que tiene más privilegios o en las dictaduras y pasa en Cataluña”, subrayó.

Por ello, incidió en que cuando gobierne el PP, las instituciones penitenciarias serán gestionadas, como la educación, la sanidad o la Policía, con competencia de titularidad estatal, aunque se pueda gestionar a nivel autonómico.

El presidente del PP tiene previsto potenciar su agenda europea con líderes del PPE para afianzar su imagen presidencial. Por lo pronto, el miércoles viajará a Bruselas a la reunión del Partido Popular Europeo, donde se verá con diversos mandatarios de la UE que pertenecen a esta familia política.

En noviembre acudirá al congreso de los populares europeos en Helsinki que designará a su candidato a presidir la Comisión.