Cascos anticipa las elecciones tras el rechazo a sus presupuestos

Asturias volverá a las urnas el próximo 25 de marzo «debido al complot de PP y PSOE».

0

Gobernaba en minoría desde junio, y en apenas seis meses los problemas se acumulaban sobre su mesa (la casi quiebra de la Radio Televisión Autonómica o el cierre del Centro Niemeyer de Avilés, entre otros). Sin embargo, el rechazo a sus presupuestos regionales para 2012 han sido un escollo excesivamente grande, por lo que el presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez Cascos, convocó ayer elecciones anticipadas para el próximo 25 de marzo.

En una comparecencia ante los medios, el exdirigente del PP aseguró que «la gota que colmó el vaso» y que le llevó a tomar esta decisión ha sido «el complot parlamentario de PP y PSOE» para no aprobar las cuentas del año.

El jefe del Ejecutivo asturiano remarcó que, a pesar de sus resultados electorales, es «impracticable enfrentarse a una alianza entre las dos grandes formaciones» que, según él, utilizan su mayoría absoluta para «impedir gobernar, obstaculizar la puesta en marcha del programa de cambio, impedir el diálogo parlamentario».

En la misma línea, Cascos explicó que el posible «acuerdo presupuestario» entre populares y socialistas «confirma el desolador enquistamiento de las fracasadas castas políticas que para cada solución, tienen un problema, y que a cada propuesta, responden con una objeción a la defensiva». Asimismo, incidió en que el presupuesto es «el libro de cabecera de un Gobierno para la legislatura». Por ello, defendió que, «sin esas cuentas, no hay programa».

Además, el líder del Gabinete regional, que se definió como una persona «de hechos y no de castillos en el aire», argumentó que no volvió a Asturias «para ser cómplice pasivo de una trama para la que esta Comunidad es su cortijo». Defendió también que la región necesita más que ninguna otra «un cambio radical de la política seguida hasta ahora».

El partido que preside, Foro Asturias, ganó los comicios autonómicos del pasado 22 de mayo en minoría, con solo 16 diputados de los 45 que integran la Junta General, y ejerce con un presupuesto prorrogado y sin apoyo del PP, cuya dirección no aceptó la candidatura autonómica del exministro.

Parece que los meses de enero son los de los sustos de Cascos, ya que el año pasado anunció que dejaba Génova y que fundaba un grupo. Todo indica que su mortal enemigo, Gabino de Lorenzo, jefe de los populares del Principado, ha sido decisivo para esta convocatoria con las urnas, que, en principio, le puede favorecer, dado que los socialistas no levantan cabeza y los populares ya van notando el desgaste por las medidas de déficit, amén del caos institucional.