El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al candidato del partido a la Junta, Juanma Moreno en la rueda de prensa.
El presidente del PP, Pablo Casado (d), junto al candidato del partido a la Junta, Juanma Moreno en la rueda de prensa. / efe
Publicidad

El líder del PP, Pablo Casado, advirtió de que si Ciudadanos (Cs) intenta “algún tipo de geometría variable” para no apoyar a Juanma Moreno al frente de la Junta de Andalucía, su actuación tendrá “repercusión electoral” en el futuro. De la misma manera, el presidente del PP-A señaló que “ahora toca no bloquear” y avisó que actuar con “ombliguismo” y “tacticismo” electoral lo puede pagar “caro” tanto en las municipales y autonómicas de 2019 como en las generales. A su entender, la gente “jamás le perdonaría una traición en toda regla” a la voluntad de cambio expresada en las urnas este domingo.

Así se pronunciaron en una rueda de prensa conjunta en la sede nacional del partido tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, antes del almuerzo con los barones que convocó Casado con los ‘barones’ de su formación. “Anoche tuvimos un día grande, de esos que se producen en democracia”, resumió el presidente del PP andaluz, que ha recibido el cariño de sus compañeros de partido.

Liderar el cambio

El líder del PP señaló que su partido ha recibido en Andalucía el mandato “claro e inequívoco” para liderar el cambio en esta región después de casi 40 años y ha agregado que Moreno va a asumir “el reto” de formar Gobierno. A su juicio, sería “difícil” de explicar que un partido que ha pedido cambio en campaña ahora “intente algún tipo de geometría variable” porque eso tendría “repercusiones electorales” en el futuro.

Casado subrayó que ese apoyo al PP en Andalucía venga por una cuestión de “salubridad” y “regeneración democrática”, ya que, según dijo, Moreno va a “levantar alfombras” y “abrir puertas y ventanas”, cambiando “inercias de estos 40 años”.

Además, garantizó que el PP no actuará con “deslealtad” hacia quien le apoye como hizo, a su juicio, Paxti López en el País Vasco pese a la “generosidad” del PP dándole sus votos para gobernar.

En parecidos términos, Moreno avisó que si Cs actúa con “tacticismo”, “ombliguismo” o se guía por “cálculos electorales” lo pagará “caro” tanto en estas elecciones como en las del resto de España. Por eso, pidió “coherencia” a la formación naranja, en línea con los mensajes que lanzó en campaña electoral.

A su entender, si opta por echarse a los “brazos del socialismo” de nuevo sí que habría un “enorme problema” porque los ciudadanos “jamás le perdonarían una traición en toda regla” a esa “voluntad de cambio expresada en las urnas” y que “frustrase la ilusión” de muchos ciudadanos andaluces. “Me sorprendería muchísimo y sería penalizado en términos electorales”, manifestó.

En este sentido, Moreno apeló al “sentido común” y la “responsabilidad” de Ciudadanos, dado que, según dijo, “toca no bloquear”. Si no lo hacen, reiteró, estará faltando a su “compromiso público” expresado en campaña electoral y los españoles le “castigarán” en las próximas citas electorales. Eso sí, dijo que ahora hay que darles “tiempo” porque hace “falta un poco de calentamiento”.