Casado pide a Sánchez que no se deje “humillar” por los independentistas

El presidente del PP cree que no se debe pactar con “quien quiere destrozar España”

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. / efe

El presidente del PP, Pablo Casado, reclamó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no se deje “humillar” por propuestas “tan letales” para la unidad de España como las que plantea Torra, en referencia a la propuesta de 21 puntos de negociación que le presentó el presidente de la Generalitat en su encuentro en Barcelona.

Casado, que presidió en Albacete el acto de presentación de los candidatos del PP a las capitales de Castilla-La Mancha, ha dicho que es fundamental diferenciar cómo hace política el PP y el resto de partidos.

Dicho esto, se refirió a unas declaraciones recientes de Pedro Sánchez afirmando que dos personas no bailan si una no quiere, y le ha reclamado que “deje de bailar con el independentismo, con quien quiere destrozar España” y que “no se dejen humillar con unas propuestas tan letales para la unidad de España como las que plantea el señor Torra”.

El presidente del PP, que considera que el Gobierno no puede tener “peores compañeros de viaje”, lamentó que Sánchez actúa como si fuera “un títere, acepta todo lo que le piden”.

Tanto, apuntó Casado, que “Esquerra ha dado un aviso”, en relación a la reciente reunión entre Torra y Sánchez, “un aviso de que no aprieten demasiado” a Pedro Sánchez porque “es el mejor presidente de Gobierno que pueden tener los independentistas”.

Lo que dejan entrever, insistió el líder del PP, “es que gracias a que Pedro Sánchez esté en el Gobierno, están llevando a cabo su plan de ruptura sin que nadie les frene”. Y lo mismo que se puede decir de Podemos y los independentistas, “se puede decir de los Batasunos”.

En este punto, volvió a referirse a Arnaldo Otegi, “aquel que dice que dejemos de poner el foco en los independentistas y se ponga en Pablo Casado”, el mismo que “ponía el foco en concejales del PP” que luego eran víctimas del terrorismo. “ETA ya no mata, pero no puede tener ningún rédito por dejar de matar”, reclamó.

En otro orden de cosas, el líder de los populares también se ha referido al balance de los casi 200 días que Pedro Sánchez hizo de su Gobierno, “casi 200 días de un rodillo parlamentario”, que han conseguido que el año vaya a acabar “con la peor cifra de los últimos cuatro años” de crecimiento económico.

Para solucionarlo, lamentó, “proponen lo contrario a lo que se debería hacer”, como bajar cotizaciones sociales, subir todos los impuestos, poner un impuesto a 17 millones de conductores con diésel, o poner en riesgo la recuperación con un impuesto a las tecnológicas, enumeró.

Ante esta situación, el presidente nacional del principal partido de la oposición insistió en que el PP tiene “la fórmula” y “el proyecto” para volver a llevar al país al lugar en el que se merece.