Casado apela a Cs y Vox no dividir el voto en provincias de pocos escaños

El líder del PP prometió desbloquear el Gobierno si consigue un escaño más que el PSOE

12
Pablo Casado (i), acompañado del dirigente gallego, Núñez Feijóo (d).
Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, apeló ayer a otros partidos de centro-derecha para que no se divida el voto en provincias en las que se reparten pocos escaños y prometió que, si consigue un escaño más que el PSOE en las elecciones del 10N, desbloqueará el Gobierno.

“Entiendo que haya partidos de centro y derecha que prefieran sacar escaños antes que el PP, pero no que antes de que los saque el PP prefieran que los saque el partido socialista y prefieran que gane las elecciones, solo para acercarse más al PP”, dijo Casado en la clausura de un acto de su partido en la localidad coruñesa de Santa Cruz de Oleiros.

El presidente del PP, que lanzó esta reflexión en la víspera de que concluya el plazo para que se presenten las listas electorales para los comicios del 10 de noviembre, recordó que el líder de Más País, Íñigo Errejón, se comprometió a no presentarse donde pueda perjudicar las posibilidades de sacar escaños de la izquierda.

Según Casado, estas elecciones “van de desbloqueo” y “si la gente quiere desbloqueo, solo puede votar al PP”.

“¿Por qué los españoles van a pensar que el partido socialista va a cambiar y ahora va a poder desbloquear la situación?”, se preguntó Casado, que se comprometió a llegar a “fórmulas de gobernabilidad” con los partidos constitucionalistas si logra un escaño más que el PSOE.

“Tenemos que sacar un escaño más y ya diremos quién se abstiene, quién pacta o quién apoya un gobierno del PP”, insistió Casado tras recordar que Ciudadanos rechazó su oferta de concurrir juntos a las elecciones a través de la plataforma España Suma.

En definitiva, Casado apela a “más hacer y menos hablar” y a más demostrar y “menos quiebros de última hora, bandazos e intentos tácticos de mejorar simplemente una posición personal o de partido”.

Industria gallega

El presidente del PP intervino en este acto, en el que se comprometió a defender la industria y el sector productivo de Galicia, tras el discurso del presidente del PP gallego y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que también dirigió su discurso a la advertencia contra la fragmentación del voto.

“Sólo hay una posibilidad de cambiar el Gobierno”, afirmó Feijóo, y es uniendo el voto en el Partido Popular.

“Si dividimos el voto, el Partido Socialista será la primera fuerza”, insistió antes de afirmar que los gallegos están “cansados, decepcionados y molestos” con el Gobierno central, pues “la certeza en España es la incerteza permanente” y a Galicia le afectan “las discriminaciones”.

Feijóo agradeció a Casado todas las veces que acudió a Galicia y reprochó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que no fuera hasta este sábado su primera visita a la comunidad “como presidente del Gobierno”, en alusión a su participación en el I Foro La Toja-Vínculo Atlántico.

“Hoy tengo que decir que no hemos venido aquí para apoyar a Pablo Casado. Hemos venido aquí para que Pablo Casado apoye a Galicia y a todos los gallegos”, aseveró: “Galicia nunca fue la prioridad del PSOE”.