La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, atiende a los medios de comunicación. / efe
Publicidad

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, aseguró que el origen del brote de intoxicación alimentaria por listeria se encuentra en la fábrica de la empresa Magrudis, en Sevilla, donde se elaboró la carne mechada. Así lo confirmó la titular del Ministerio de Sanidad en declaraciones a los periodistas al visitar el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física C.A.M.F. de Leganés (Madrid), dependiente del Imserso.

Carcedo explicó que lo que hay que investigar ahora es en qué fase del proceso de elaboración de este alimento se ha producido la contaminación, pero incidió en que la fábrica está clausurada y que se han retirado de la venta el resto de productos que en ella se producían.

La ministra detalló que está en contacto con la Junta de Andalucía, que está investigando los hechos, e hizo hincapié en que en los temas de salud pública y de intoxicaciones por brotes como éste son “muy serios como para andar con especulaciones”.

Actualización

No obstante, comentó que ese registro se va actualizando y aclaró que la mayoría de los casos que se incluyen son confirmados con el diagnóstico bacteriológico.

La ministra admitió la posibilidad de que se haya podido producir lo que se denomina “contaminación cruzada”, es decir que las bacterias de la carne mechada contaminada se pudieran haber extendido a otros productos elaborados en la fábrica o manipulados en los establecimientos en los que se vendió este alimento.

Carcedo incidió que se están investigando, como se hace habitualmente, por la “gran capacidad de contagio de estas bacterias y por la resistencia de supervivencia que tienen”. Por este motivo, las autoridades sanitarias de la Junta ampliaron la alerta sobre otros productos de la empresa, distribuidos en Andalucía y Madrid, para que se proceda a su retirada y, en caso de tenerlos en casa se abstengan de consumirlos.