Cae una red que blanqueaba dinero originado en la trata de blancas

La operación se saldó con la detención de seis personas en España, Finlandia, Rumanía y Malta • La organización estaba formada en su mayoría por ciudadanos finlandeses

96
La organización estableció el servidor de la página sexwork.net y otras 15 páginas relacionadas en España.
Publicidad

La Policía Nacional, en una operación conjunta con Europol, Eurojust y diferentes cuerpos policiales de otros países; llevaron a cabo una macrooperación que permitió desmantelar una red transnacional dedicada al blanqueo de capitales procedentes de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y del proxenetismo en países nórdicos.

La operación se saldó con la detención de seis personas, dos de ellas en Marbella (Málaga) y una en Torrevieja (Alicante), mientras que el resto se llevó a cabo en Finlandia, Rumanía y Malta. Cinco de los detenidos ingresaron en prisión provisional.

La organización, formada en su mayoría por ciudadanos finlandeses cuyos miembros en España estaban afincados en Torrevieja y Marbella, se valían de páginas web relacionadas con la prostitución para obtener grandes beneficios económicos.

De hecho, la magnitud de la actividad delictiva llevó a la creación de un equipo conjunto de investigación (JIT) junto con Finlandia y Suecia, emitiendo siete órdenes europeas de investigación en Rumanía, Malta, Bulgaria, Estonia, Holanda, Reino Unido y Alemania, así como cinco comisiones rogatorias a Estados Unidos, Rusia, Hong Kong, Panamá y Colombia.

Entramado

A principios de año 2016, la Policía Nacional desarticuló una red de origen nigeriano dedicada a trata de seres humanos con fines de explotación sexual asentada en Torrevieja, deteniendo a 23 personas, 14 de las cuales ingresaron en prisión provisional sin fianza, y se liberó a 15 víctimas.

Fruto de las investigaciones, los agentes identificaron y vincularon un entramado criminal asentado en España dedicado a la gestión, mantenimiento y publicidad de mujeres que ejercían la prostitución en diferentes páginas web de alcance internacional, cuyo volumen de negocio estaba principalmente en Finlandia y Suecia, países donde el proxenetismo está penado.

De este modo, el dinero que las mujeres nigerianas enviaban al entramado criminal que desarticuló la Policía Nacional en 2016 tenía como fin publicitar los servicios sexuales en páginas web. Estas páginas y los anuncios sexuales que contenían eran gestionadas principalmente por un ciudadano finlandés con antecedentes en su país por proxenetismo agravado. Debido a la necesaria cooperación internacional y a la magnitud del entramado, en ese mismo año se crea un equipo conjunto de investigación en el seno de Eurojust entre España, Finlandia y Suecia.

El trabajo de este equipo permitió la constatación de que los entramados criminales especializados en la trata de seres humanos se valían de estas páginas web para publicitar a sus víctimas. De esta forma rentabilizaban su explotación, sobre todo en países nórdicos, destacando que gran parte del flujo monetario procedía de los mismos intermediarios.
Para el blanqueo de capitales, utilizaban novedosas plataformas informáticas para la apertura de cuentas bancarias mediante aplicaciones que les permitían abrir una cuenta bancaria en varios países en pocos minutos y así ocultar el dinero fácilmente.

Ámbito de actuación

Conociendo la legislación finlandesa en materia de proxenetismo, desplazaron su domicilio personal y ámbito de actuaciones a España, donde establecieron el servidor de la página sexwork.net y otras 15 páginas web gestionadas por su entorno criminal, y abrieron cuentas bancarias personales a nombre de empresas.

De manera inicial el ámbito de operaciones era Torrevieja pero finalmente se traslada el entramado de empresas a Rumanía. Los investigadores estiman que, al menos desde 2010, habrían obtenido un beneficio económico que ascendería a más de 40 millones de euros.

Las investigaciones constatan que al menos las páginas web estaban funcionando desde 2005, pero sería en 2010 cuando se vincularía a los detenidos con el contenido sexual de cuentas que ya han sido bloqueadas por la Policía Nacional.

Para llevar a cabo el operativo de manera coordinada y con base en la cooperación judicial y policial internacional con el apoyo de Eurojust y Europol, se materializaron tres órdenes europeas de detención para los máximos responsables en Finlandia, Rumanía y Malta y 17 entradas y registros, de las cuales seis fueron en Marbella (Málaga), tres en Rumanía, dos en Malta, cuatro en Finlandia y dos Hong Kong.