Cae un grupo dedicado a la estafa con vehículos de alta gama

A los coches afectados se les había reducido los kilómetros antes de ser puestos a la venta

85
Rueda de prensa donde se desveló la desarticulación del grupo criminal.
Rueda de prensa donde se desveló la desarticulación del grupo criminal. / e.p.
Publicidad

La Guardia Civil de Navarra desmanteló un grupo criminal que operaba en varias provincias y que se dedicaba a realizar estafas en la compraventa de vehículos de segunda mano de alta gama. Se identificaron 67 vehículos a los que se les había reducido sustancialmente los kilómetros antes de ser puestos a la venta.

En algunos casos, los vehículos habían sido rebajados en casi 300.000 kilómetros lo que podría suponer un riesgo importante para la seguridad vial. En total, han sido investigadas 25 personas presuntamente relacionadas con esta trama.

El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, destacó que se trata de una operación “especialmente significativa”, ya que “no sólo se ha desarticulado un grupo criminal, sino que además se ha restituido la seguridad de las personas estafadas retirando de la circulación unos coches que habían sido manipulados de forma intencionada y con muy pocos escrúpulos con el único objetivo de lucrarse sin pensar en los riesgos que todo ello conllevaba”.

irregularidades

La investigación se inició a finales de 2017 tras recibirse en la Guardia Civil de la Comunidad foral información de la Jefatura Provincial de Tráfico notificando una supuesta irregularidad en el cuentakilómetros de un turismo, del que su titular tenía sospechas acerca de una posible manipulación.

Por parte del Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil se realizó un estudio de los datos aportados y se confirmó la manipulación. A raíz de esta comprobación, se inició una investigación para poder determinar la identidad de los supuestos autores y comprobar la existencia de otros vehículos que pudieran encontrarse en similares condiciones.

El grupo criminal investigado estaba compuesto por 25 personas, que eran presuntamente dirigidas por dos de ellas, repartiendo las tareas y dando las instrucciones al resto de los miembros, que se distribuían por las provincias de Almería, Madrid, Toledo y Levante.

Para llevar a cabo sus funciones, los investigados presuntamente utilizaban un entramado de empresas dedicadas a la compraventa de vehículos, siendo alguna empresa pantalla, así como la intervención de miembros del grupo, todo ello con el fin de no ser detectados y dificultar la labor policial.

Alto kilometraje

La forma de proceder de los implicados era la compra de un vehículo de alta gama con un alto kilometraje, lo cual, debido a este dato, era adquirido por un precio acorde a este estado. En este momento, entraba en juego el entramado de empresas y personas que conformaban el grupo, lo cual dificultó enormemente la labor policial, debido a que entre ellos simulaban venderse el vehículo.

En este sentido, no sólo se cometían estafas a los compradores finales, si no que en alguno de los casos, estos realizaban una doble estafa, simulando una avería importante en el momento que se disponían a comprar un vehículo, con el fin de lograr rebajar su precio, obteniendo así un beneficio económico aún mayor.

Tras finalizar la fase de explotación y analizar todos los datos obtenidos, se pudo determinar la existencia de un total de 67 vehículos de alta gama que habían sido vendidos con los kilómetros reducidos.

Gracias a esta operación se esclarecieron un total de 86 hechos delictivos que van desde la propia estafa, así como falsedad documental y usurpación de estado civil, cometidos presuntamente por el desarticulado grupo criminal formado por 25 personas.