La música y la diversión acompañarán a los jóvenes que se acerquen hasta el Arenal Sound. / EFE
Publicidad

La dirección del Arenal Sound reconoció que este festival de música, el más multitudinario de España y que reúne hasta el domingo a 300 000 jóvenes en la playa de Burriana, es una “rara avis” en el panorama nacional que aúna “una experiencia intachable y un producto turístico de éxito”.

Así lo defendió en rueda de prensa David Sanchez, director junto a su hermano Toño de la empresa valenciana The Music Republic, que gestiona este festival y desde la semana pasada el FIB de Benicàssim además del Viña Rock, el Granada Sound, el Festival de Les Arts de València, el Interestellar Sevilla y Madrid Salvaje.

El décimo Arenal Sound celebró ayer el primero de sus cuatro días de conciertos y sesiones de música electrónica en plena playa —junto a su multitudinaria piscina comunitaria— con la previsión de repetir el histórico aforo logrado en 2018, pese a haber aumentado el recinto en 10 000 metros cuadrados de zona de césped artificial.

Impacto económico

Serán los mismos 300.000 jóvenes —aquellos que agotaron las entradas en apenas doce horas— los que contribuirán a generar un impacto económico de más de 40 millones de euros y 4500 puestos de trabajo —directos e indirectos, de los cuales casi 900 se crean en Burriana—.

Este año han sido 300 autobuses los que han traído a 15 000 ‘sounders’ a Burriana desde toda España y otros tantos autocares de media distancia desplazarán a unas 13 000 personas.

Además de la ampliación del recinto de conciertos, según Sánchez, se ha aumentado la vegetación y la decoración en el recinto y en las zonas de acampada, en las que además se han mejorado las duchas y se han instalado más sombras y pulverizadores de agua.

El director señaló que el festival se ha diferenciado en estos diez años no solo artísticamente, ya que “cartel hay mucho en todo el mundo”, y aunque “sí es un atractivo más”, la cita ha conseguido que “la experiencia Arenal sea intachable y se haya convertido en un producto turístico de éxito”. El Arenal Sound es a su juicio “una rara avis” que “entre todos” han conseguido asentar, “sin arrogancia”, y dijo que tanto la organización como las Administraciones implicadas tienen que estar “muy orgullosas”, según afirmó.